jueves, diciembre 1HOLA OCAMPO!!

Italia: fracaso de 5 referendums y avance de la derecha en las municipales | Escasa participación de la ciudadanía en los plebiscitos sobre justicia



Desde Roma

Con una afluencia al voto que confirmó una vez más el escaso interés de parte de muchos ciudadanos por elegir a sus futuros gobernantes, concluyeron el lunes en Italia las elecciones en 971 municipios donde se apreció un avance de la derecha, en particular del partido Fratelli d’Italia de la ultraderechista Giorgia Meloni, que logró superar en varias localidades a su aliado, La Liga, el partido de Matteo Salvini. Este hecho desencadenó ciertas dudas sobre el futuro de la coalición, según algunos analistas, porque podría hacer estallar disputas internas.

La afluencia al voto varió según las regiones pasando de un máximo de 68,9% de votantes en Campania (región de Nápoles) a un mínimo de 50,6% en la región de Molise (centro del país). La media nacional de asistencia fue del 60,1%, casi igual a las elecciones municipales de 2017 que llegó al 60,7%, siempre según los datos del Ministerio del Interior italiano.

El abstencionismo es un fenómeno que viene verificándose desde hace varios años, mientras hace algunas décadas Italia era considerada en cambio un ejemplo a nivel europeo por el compromiso y responsabilidad que demostraban sus ciudadanos al presentarse numerosos a votar.

Los resultados

Varios de los municipios deberán ir a la segunda vuelta el 26 de junio porque ninguno de los candidatos consiguió más del 50% de los votos. Pero se va o no al ballottage según la cantidad de habitantes de cada municipio. No hay segunda vuelta en los municipios pequeños.

Entre las 22 capitales de provincia que fueron al voto, varias tendrán que ir al ballottage, entre ellas algunas importantes como Verona (de la región del Veneto) y Parma (Emilia Romania). En ambas la centroizquieda es predominante pero no ganó. En cambio la centroizquierda ganó en Padua(noreste), Taranto (sureste) y Lodi (norte), entre otras.

En las capitales de regiones que votaron para elegir sus alcaldes, como L’Aquila (capital de la región de Abruzzo) y Génova (Liguria) y según lo que se perfila también Palermo (Sicilia), la derecha fue adelante con candidatos de la Liga, de Fratelli d’Italia y de Forza Italia de Silvio Berlusconi, partidos que se dijeron super contentos por los 20 nuevos alcaldes que consiguieron en estas elecciones. Según Meloni, su partido es la fuerza que arrastra a toda la centroderecha mientras según Salvini su partido ha hecho de aglutinador, aun a costa de su sacrificio personal.

Pocos comentarios hubo de la centroizquierda. Giuseppe Conte, que lidera el Movimiento Cinco Estrellas dijo que no estaba satisfecho de los resultados que en realidad vieron decaer su porcentaje de votos. Pero lo peor, subrayó Conte, fue el abstencionismo. Para el líder del Partido Democrático (PD), Enrico Letta, que reiteró que la centroizquierda vence sólo cuando está unida y presenta candidatos creíbles, una de las cosas importantes que surgieron de estas elecciones es que el PD demostró ser el primer partido de Italia por la cantidad de votos recibida.

Los referendums

La escasa presencia de votantes hizo también el domingo que cinco referendums nacionales de temas de justicia sobre los que tenían que expresar su opinión los electores, quedarán en la nada, porque no se alcanzó el 50% más 1 de votos necesarios para que fuera válida su aprobación o su desaprobación. En los cinco referendums votaron en el país sólo el 20,9% de los que tienen derecho al voto que son en el país unos 47 millones de personas.

En Italia tienen derecho al voto, según la ley, todos los ciudadanos italianos mayores de 18 años. Pero en las elecciones municipales también pueden hacerlo los inmigrantes de países europeos. Esta vez se esperaba que asistieran a votar más de 9 millones de personas.

Los cinco referendums, propuestos principalmente por la Liga de Matteo Salvini (derecha) y el Partido Radical (centro), tenían que decidir aprobar o derogar algunos artículos de leyes. Entre ellas que las personas que han recibido condenas no puedan ser elegidas para cargos públicos, que los jueces puedan o no ejercer una vez la función de fiscal y otra de juez y que se pongan límites a la prisión preventiva que se usa para los acusados.

Algunas curiosidades

Mientras en Palermo, la capital de Sicilia, más de 40 presidentes de mesas electorales no se presentaron el domingo por lo cual las elecciones estuvieron muy demoradas; en otra localidad de la región de Abruzzo, Castelguidone, ninguno de sus habitantes se presentó a votar.

Es verdad que este municipio de Abruzzo es muy pequeño, sólo 300 personas, pero en masa decidieron no ir a votar porque la única lista de candidatos que se presentó incluía sólo personas que no vivían en el pueblo. Los habitantes dijeron no querer ser “usados” para el exclusivo beneficio de esos políticos.

En Palermo, según han informado algunos medios, una de las razones principales de la falta de presidentes en las mesas electorales fue el partido de fútbol entre Palermo y Padua (que terminó 1-0) que se jugaba el domingo y que los jóvenes presidentes no querían dejar de ver, cosa que les habría impedido su presencia en las mesas electorales.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *