miércoles, julio 6HOLA OCAMPO!!

El violonchelista estadounidense que se animó a grabar obras de Carlos Guastavino y Astor Piazzolla


El sello Orchid Classics lanzó hoy el disco Corazón, segundo álbum del muy condecorado violonchelista estadounidense John-Henry Crawford, que plasmó un estudio de la música latinoamericana que incluye obras de Leo Brouwer, Heitor Villa-Lobos, Carlos Guastavino, Manuel Ponce, Egberto Gismonti y Astor Piazzolla.

Con el delicado repertorio elegido, Corazón abarca más de 140 años de cultura musical de Argentina, Brasil, Cuba y México. La producción estuvo a cargo del violinista Adam Abeshouse, ganador de dos premios Grammy en 2000 y 2008, como solista y como productor.

El primer corte del álbum salió a fines de mes pasado, con el tema Oblivion de Piazzolla, y el disco incluye obras como Estrellita de Ponce, Canción de cuna de Brouwer, La pequeña suite de Villa-Lobos, Água e Vinho de Gismonti, y Pampamapa de Guastavino.

"Corazón" abarca más de 140 años de cultura musical de la Argentina.

«Corazón» abarca más de 140 años de cultura musical de la Argentina.

El origen del repertorio

Según contó el propio Crawford en charla telefónica desde su casa en Nueva York, «La manera en que elegí las obras para este álbum es un poco larga. Por un lado, el disco es resultado de un premio que gané, la competencia internacional Carlos Prieto, de Morelia, México, en 2019. Así que algunas de las piezas las toqué en la competencia».

«Por otra parte -agregó- unos diez años atrás, cuando estudiaba en el Curtis Institute, hice una gira por Sudamérica junto a dos guitarristas. Así que hace tiempo que tengo interés por la música latinoamericana, la cultura y el idioma».

"Me puse a explorar el repertorio de compositores clásicos de Latinoamérica, como Astor Piazzolla y Carlos Giastavino", confiesa.

«Me puse a explorar el repertorio de compositores clásicos de Latinoamérica, como Astor Piazzolla y Carlos Giastavino», confiesa.

Y prosigue: «Además, tres de mis hermanos mayores vivieron en distintas partes de Latinoamérica, incluso Buenos Aires. En cuanto a la selección de la obras, desde aquella competencia me puse a explorar el repertorio de compositores clásicos de Latinoamérica, como Astor Piazzolla y Carlos Guastavino, de Argentina».

-¿Cómo definirías al disco?

-Veo a este álbum como una especie de viaje musical por Latinoamérica, a través de distintos países y épocas, porque abarca casi 140 años de composiciones. Como sugiere el título, esta música toca las fibras del corazón y exuda romance y pasión. Me enamoré de la música de América Latina, la cultura, la historia y el idioma español

-¿Por qué elegiste grabar con Víctor Santiago y Jiji?

-Con Víctor somos amigos y colegas hace mucho. La primera vez que tocamos juntos fue hace casi una década atrás, cuando hicimos la obra de Piazzolla que está en este disco. Es de las Filipinas pero tocó mucho por Latinoamérica y me parece que tiene una buena comprensión de esta música, su pulso y energía. Es genial tocar con él porque te inspira a probar cosas nuevas, en vivo y en el estudio.

La tapa del disco "Corazón", de John-Henry Crawford.

La tapa del disco «Corazón», de John-Henry Crawford.

Y con Jiji nos conocimos en el Curtis Institute y nunca habíamos tenido la oportunidad de tocar juntos. La escuché durante una gira por Sudamérica y me pareció que era ideal para este disco, donde muchas composiciones fueron originalmente escritas para guitarra.

-¿Ya hay planes para salir de gira?

-Estamos tratando de armar una gira después de la salida del disco, para poder tocar cada pieza en su país respectivo. Ahora estoy yendo a México para tocar y dar algunas master class. Con suerte, después de eso haríamos la gira y me encantaría visitar Buenos Aires, claro.

MFB



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.