miércoles, septiembre 28HOLA OCAMPO!!

su disco nuevo, el amor, la TV, su debut en el cine y su vida como soltero


El Polaco viene de lanzar un álbum nuevo después de siete años, llamado El ángel que me guía desde el cielo. Estrenó programa de televisión propio, hizo un dueto con Leo Dan y además va a incursionar en cine.

Además, ahora se separó otra vez y dice que está soltero. Tiene 35 años y sigue siendo el personaje mediático que a todo el mundo le cae bien.

El Polaco. Foto Lucía Merle

El Polaco. Foto Lucía Merle

Y es uno de los Polacos famosos. Porque existen dos Polacos populares en el inconsciente colectivo de la argentinidad, ambos dos fraguados en el fuego inefable y despiadado de la calle, del adoquín.

Uno fue colectivero, taxista, camionero y hasta hizo de mecánico para poder parar la olla. Este otro, un buscavidas que a los siete años y con un padre sumido en adicciones tuvo que cargarse la familia al hombro y ganarse el mango a como diera lugar. Ambos cantantes.

A Roberto Goyeneche le batían El Polaco porque había nacido con el pelo rubio y la piel llena de pecas. A Ezequiel le dicen Polaco más que nada por su apellido: Cwirkaluk. Y claro, porque también es rubiecito.

El Polaco, bromeando con una enorme foto promocional de Britney Spears. Foto Lucía Merle.

El Polaco, bromeando con una enorme foto promocional de Britney Spears. Foto Lucía Merle.

Y ahí se terminan las similitudes. O tal vez no. Porque los dos hicieron del micrófono su forma de vida. Pero ¿quién es en realidad este otro Polaquito? Atorrante, vivaz y caradura por donde se lo mire, tiene una personalidad tan simpática que te lo querés llevar a tu casa. Simplemente un tipo al que nadie le puede decir que no.

-¿De dónde viene esta forma de ser tuya? Porque tenés dos cosas muy a favor: la cara de nene y un caradurismo que a todo el mundo le cae bien. ¿Siempre fue así esto?

-Siempre fue así. Mi viejo era así. Mi vieja es igual. Son los dos iguales, entradores; mi viejo un poquito más. Yo tengo de parte de mi papá esa cosa polaco-ucraniana, y de parte de mi mamá soy tano. Entonces tengo esa parte de caradura y de, no sé, de mandado.

-Eso te habrá salvado la vida más de una vez.

-Síiii, cien por ciento. Toda mi carrera se basa en la caradurez y en la espontaneidad.

-Es un don, digamos.

-Sí, gracias a Dios. Es un don y es hermoso. Mi vieja me decía eso.

-Creo que a la gente ni siquiera le importa cómo cantás, ni las canciones que cantás. Te quieren ver.

-Sí, porque además quieren charlar conmigo, me quieren ver. Agradezco todo el tiempo a Dios y a la gente por el cariño que me brindan.

Grabar con Leo Dan

El Polaco. Foto de prensa gentileza Sony Music

El Polaco. Foto de prensa gentileza Sony Music

-Venís de grabar junto a Leo Dan, ¿cómo se dio esa admiración?

-A mí me gustan todos, Sandro, Palito… no te voy a mentir. Pero el que más me gusta es Leo Dan. De chiquito, mi viejo me lo hacía escuchar mucho, él era muy fanático y por eso es que me encanta y me gustan tanto sus temas.

-Ya habías hecho un tema suyo, pero sin él.

Pídeme la luna hice, sí.

-¿Y cómo se dio el contacto?

-Cuando mi viejo falleció, Leo me llamó por teléfono porque sabía que mi papá era muy fanático suyo, y ahí tuvimos la conexión. Desde ahí empezamos a hablar siempre y estuvimos en contacto. Hasta que dije: «Voy a sacar un disco mío y quiero hacer una canción con él». Leo es una persona muy humilde y generosa, y grabó conmigo.

El recuerdo de su padre

El Polaco en una entrevista que difundió Tecnópolis en sus redes sociales en febrero. Captura.

El Polaco en una entrevista que difundió Tecnópolis en sus redes sociales en febrero. Captura.

-Hace ya casi un año del fallecimiento de Jorge, tu papá.

-Hace un año el 24 de junio. No se termina de digerir nunca eso, creo, pero bueno, se vive con esto y se siguen aprendiendo cosas.

-Porque para vos era un ídolo, realmente.

-Sí, mi padre sí. Como todos, como la mayoría de todos los hijos, ¿no? Pero uno sigue aprendiendo cosas de él y se lo recuerda con mucho amor. También homenajeándolo como hice con este disco nuevo, El ángel que me guía del cielo, que va dedicado a él.

-Antes también habías dedicado otro tema a alguien.

-Ahhh! Dulce princesa, sí! (para su hija Abril, que tuvo junto a Barby Silenzi y que acaba de cumplir dos años). Ese lo grabé con Bahiano.

El Polaco y Bahiano, cuando grabaron "Dulce princesa".

El Polaco y Bahiano, cuando grabaron «Dulce princesa».

Grabar con Bahiano

-¿Cómo se dio cantar con el Bahiano?

-¡Un capo! También le mandé mensajito y es una persona muy muy humilde, un buen tipo, y pudimos hacer una colaboración como se dice ahora. Antes se decía «dúo».

-¿Por qué se te ocurrió el Bahiano?

-Porque el tema tiene una onda reggae el tema. Y para mí es el número uno del reggae argentino.

-Las fronteras de los géneros de las corrientes musicales se han ido disolviendo, ¿no?

-Sí. Hoy es todo universal y los músicos pueden hacer lo que quieran. Creo que hay que acostumbrar a la gente que me sigue a que puedo grabar cualquier cosa Puedo hacer un cuarteto, un bolero o lo que sea. No hace falta que sea siempre cumbia. De hecho grabé cosas de reggaeton y la gente lo aceptó también. Pero lo mío es la cumbia y en este disco volví a hacer cumbia cien por ciento,

La importancia del güiro

El Polaco con Los Angeles Azules.

El Polaco con Los Angeles Azules.

-También cantaste con la banda mexicana Los Ángeles Azules. ¿Cómo fue grabar con ellos?

-La verdad que hermoso. Ahora también estuve acompañándolos en los cinco Luna Park que hicieron acá; estuve en cuatro. También son muy generosos, macanudos, buena gente. Tienen una onda espectacular, son unos grosos de verdad.

-¿Te gusta más la cumbia mexicana? Porque hay cumbia colombiana, ecuatoriana, peruana…

-Pero en todas está el güiro, el güiro es lo que te hace bailar, entonces ahí es donde está el gen. Es el güiro, viejo, es el chichichichi (imita con la voz).

-¿Cuáles eran tus referentes en la cumbia cuando empezaste?

-Todos. Me gustaba La Nueva Luna…

-Pero alguien que vos decías: yo quiero ser como este.

-Me gustaba mucho Rodrigo, el Potro. Soy fanático de Rodrigo.

Hiperquinético

El Polaco. Foto Lucía Merle

El Polaco. Foto Lucía Merle

El Polaco es un ser cien por ciento hiperquinético. Habla escueto y veloz, con frases cortas. Y su cuerpo siempre se está moviendo cuando habla. O sigue un ritmo imaginario con el pie (como un tic) o juega con un sobre de azúcar. Pareciera que jamás va a estar en modo reposo; mira rapidito para todos lados como si no pudiera relajar la atención. Como si todo el tiempo necesitara saber qué está sucediendo alrededor.

A sus 35 años bailó con Tinelli, cocinó en Masterchef y hasta se dio el gusto de trabajar como actor.

-¿Cómo fue esa historia de cuando compraste un bajo y una guitarra?

-Mi papá me los compró. Mi viejo tenía una Zanella Sapucai, una moto con el tanque verde, y lo estaban por internar en un lugar para recuperarse porque tenía un problema: le gustaba chupar. Y vendió todas las motos que tenía y me compró dos guitarras y un bajo, y me dijo: «Cuando vuelva tenés que saber tocar esto, por favor».

-Te dio un mandato: te lo compro, pero aprendé.

-Sí, pero ojo, con amor igual. Entonces yo dije: «Bueno, dale, listo».

-¿Vio en vos algo que no vio en tus hermanos, musicalmente hablando?

-No. Capaz porque yo era el mayor.

-¿Presintió que ibas a ser músico?

-¡No sé, no tengo ni idea, no sé qué vio él! Nunca le pregunté.

-Pero seguro le agradeces, porque mirá dónde estás.

-Siii, siempre estuvo orgulloso de mí.

La faceta actoral

-¿Cómo surgió la parte de actor tuya?

-Ahora estamos actuando, ponele. Es esto, para mí actuar es como conversar.

-Entiendo. ¿Y cómo fue trabajar en la tira «La 1-5/18»?

-Bien. Fue un desafío más que tuve en mi vida. Siempre digo que sí, y después vemos si me sale bien o mal (risas) Pero estuvo bueno, me gustaba. Siempre fui crítico con la actuación, sin saber que iba a actuar algún día. Entonces, cuando me tocó actuar a mí me criticaba yo mismo y decía «Acá estuve más suelto, acá estuve medio trabadito».

-¿Vas a hacer cine?

-Sí, estoy haciendo una serie que se llama Días de gallos, que sale para HBO, voy a hacer una participación ahí. Pasa que no tengo tiempo para nada sinceramente, pero me gusta el cine. Es una serie sobre la cosa urbana, el rap, un poquito de todo.

-Tu programa de televisión se llama “El Polaco: Un Viaje Inolvidable”, ¿cómo te sentiste haciéndolo?

-Ya salió el primer capítulo, y dentro de poco sale el segundo, creo que la semana que viene. Es mensual por el tema de trabajo mío; vamos a ver si después sale dos veces por mes. Tengo muchos compromisos a nivel musical, y los martes y miércoles estoy con mis hijas.

-Eso es inamovible.

-¡Inamovible!

-¿No importa si tenés laburo o lo que sea?

-No.

El Polaco se tatuó el Escudo Nacional, un casette, una rana, las Islas Malvinas, un trébol y los nombres de sus seres queridos, entre otras cosas.

El Polaco se tatuó el Escudo Nacional, un casette, una rana, las Islas Malvinas, un trébol y los nombres de sus seres queridos, entre otras cosas.

Padre de tres hijas

-¿Cómo es un día común en tu vida, qué haces?

-Normal. Veo a mis hijas, soy un padre cien por cien. Soy muy padre, me gusta mucho ser padre.

-¿Sabías que tenías ese instinto o lo descubriste?

-No, eso lo vas descubriendo. Me gusta. Y ellas me movilizan. Las amo con todo mi corazón; soy muy feliz con ellas.

-Tenés todas nenas.

-¡Tres hijas mujeres!, sí. (Sol Celeste de 14; Alma de 8 y Abril de 2)

-Hay una cuarta también, ¿no? Que adoptaste un poco como tuya.

-Sí, Elenita, si si. (la hija mayor de Barby, de 5 años)

-¿Y cómo se llevan entre ellas?

-¡Son locas! Hacen un quilombo bárbaro, pero es hermoso.

-¿Qué hacés con ellas, las llevás a algún lado?

-Sí. Como todo padre. Lo mismo que haces vos, ponele… ¿qué haces? Las llevás al cine, la llevás a comprar…

-Ya sé, pero yo salgo y nadie me saluda, pero vos salís a la calle y se te tiran encima. ¿No te molesta eso?

-Noooo, para nada. Yo lo disfruto. No lo sufro. Era lo que yo tanto quería, así que le agradezco a Dios. Uno cuando le pide a Dios tiene saber lo que pide. Si pediste esto, bueno, bancátela hermano.

-Cuidado con desear algo demasiado.

El Polaco. Foto: Instagram.

El Polaco. Foto: Instagram.

-¡Sí! Aparte hay que disfrutar. Es lindo que te conozcan y más que te conozcan bien.

La familia

-Siempre hablás más de tu papá que de tu mamá, ¿Cómo es ella?

-Mariana es un amor. Es buena, es buenísima. Sí, la verdad que mi vieja es un ser de luz, es muy buena mujer.

-¿Y el resto de tu familia, tus hermanos?

-Soy el mayor de tres. Tengo mi hermano Jonathan y mi hermana Rocío. Ellos son mis pichones, mis hermanos menores. Jonny hace los coros cuando toco en Buenos Aires.

La relación con el rock

El Polaco con Joaquín Levinton, de Turf. Captura TV.

El Polaco con Joaquín Levinton, de Turf. Captura TV.

-¿Cómo te llevás con el rock?

-¡Me encanta! Soy amigo de los chicos de Guasones, tengo afinidad, También con Cruzando el Charco y Turf, que le hice una entrevista el otro día a Joaquín Levinton y es un crack.

-Ellos te invitan cada tanto a cantar.

-Sí, sí. Lo que pasa es que a veces uno tiene sus cosas y sus compromisos, pero todo buena onda.

El futuro

-¿Cómo te ves de grande?

-¡Ya soy grande ahora! Arranqué muy chico, ya me siento grande…

Pero vos das siempre nene, eso es increíble.

-Y bueno, una cosa es el cutis (risas), pero por dentro los años están, jajaja

El Polaco.

El Polaco.

-¿Cómo te ves dentro de muchos años, haciendo qué?

-No sé, esa pregunta no la pienso.

-Vivís el hoy.

-Sí, pero porque hay que vivir el hoy. ¿Vos pensás en el mañana? ¿Quién puede pensar en el mañana? ¿Qué podés pensar? Vos tenés que pensar en el ahora. 

-Crees en el destino, digamos.

-No. Creo en lo que vivo ahora, en este momento, en el presente. ¿Para qué nos vamos a hacer mala sangre? Estás perdiendo energías. Pensá en lo que vas a hacer hoy. ¿Vas a correr, vas a jugar al fútbol, vas a hacer algo?

-Pero todo lo que te viene pasando en tu vida ¿estaba predestinado?

-Nooooo. Por eso es hermosa la vida, porque uno no sabe lo que puede llegar a pasar. Uno tiene que tratar de hacer cosas, rodearse de gente buena, energías buenas y cuidarse uno. Porque si bien Dios te puede cuidar, eso también viene con el crecimiento, con la conciencia, con saber que somos ínfimos, somos frágiles, y según cómo vivamos…

Dios

-Hablás mucho de Dios.

-Sí, sí… Dios es todo. Es mi guía, es mi camino. Creo que el don de la música me lo dio él y siento que soy agradecido. Tengo una comunión especial con Dios.

-¿Tenés una imagen especial de Dios?

-No, Dios es tu inconciencia, es tu conciencia, es lo que vos pensás. Vos vas en auto y pensás, es tu pensamiento, a mí me responde Dios. Soy una persona que tiene mucha fe.

-¿Hablás con él?.

-Sí, hablo, estoy en comunión con él. Hablo con Dios como si fuera que hablo con vos.

-¿Y te da pistas o te dice algo?

-Sí, de todo. Yo me siento mimado de Dios. Siento que está conmigo y me acompaña.

La televisión

En ShowMatch, el día que el público prefirió dejar en La Academia a Pachu Peña y Flor Díaz y eliminar a El Polaco y Barby Silenzi. Foto LaFlia/Jorge Luengo.

En ShowMatch, el día que el público prefirió dejar en La Academia a Pachu Peña y Flor Díaz y eliminar a El Polaco y Barby Silenzi. Foto LaFlia/Jorge Luengo.

-¿Volverías a hacer el «Bailando…»?

-Seeeee,sí, ¿Cómo te voy a decir que no? Todo lo que hice lo volvería a hacer.

-¿Y «Masterchef? ¿Te gustó cocinar?

El Polaco, en "MasterChef Celebrity La Revancha".

El Polaco, en «MasterChef Celebrity La Revancha».

-¡Me encanta cocinar! Sí, me fascina. La pasé muy bien en MasterChef. Yo venía cocinando como todos en casa, pero ahí me interioricé un poco más. No quería quedar mal, entonces le pusimos onda.

-¿En la escuela eras igual?, porque por ahí no sabías tanto una lección, pero vos seguro la remabas…

-Sí, sí. O sea, todas las profesoras me hablaban, iba al escritorio, los profesores también…

-Les hacías la parla.

-A lo último iba al Palaá de Avellaneda, un colegio industrial, donde hice octavo, noveno, primero y segundo año. Muy difícil, doble escolaridad, y había un rector que se llamaba Grillo que era re-malo. El único que lo hacía reír era yo y él me decía: «Dos personas me hicieron reír, Pablo Echarri y vos». Porque Pablo Echarri iba al mismo colegio que yo. ¡Eso no lo sabe nadie!

-Y con eso ganabas siempre.

-Y sí, porque no soy alto, no soy tan lindo… algo tengo que hacer (risas) Aunque sea hacer chistes…

El nuevo álbum

La tapa del nuevo disco de El Polaco

La tapa del nuevo disco de El Polaco

-¿Del disco que podés decir?

-La verdad que le tengo mucha fe, estamos dándole mucho amor, muchoooo. Lo estamos mimando mucho al disco. Es el primero con Sony y hace siete años que no sacaba un disco entero. Así que vamos a bancarlo a morir y vamos a darle con todo, para que la gente lo pueda conocer y lo pueda escuchar.

-¿Hay invitados?

-Leo Dan. Ahora voy a hacer remixes de diferentes temas con diferentes artistas, de dúos, donde vamos a meterle videoclips y vamos a hacer algo lindo.

El amor

-¿Ahora estás en pareja?

-Estoy soltero ahora mismo, pero tranquilo.

-¿Te pasa que el formato de pareja pareciera que nunca termina de funcionar del todo?

-No, para mí tampoco. Y más cuando vas creciendo y tenés otras gestiones y cuando tenés otros hijos es un tema, no es fácil, pero bueno…

-¿Cómo te llevás con tus ex?

-Bien, bien…

-¿Y con Barby?

-Bien, estoy separado pero bien. Tenemos una hija con Barby y estoy bien, estoy en eje, estoy tranquilo.

-¿Cuál es el tipo de mujer que te atrae?

-Hoy en día no pienso en nadie, no pienso en mujeres… Pienso en la música, en el disco nuevo. Sinceramente, te digo.

-Ah, querés descansar un poquito.

-No pienso en nadie. Sigo enamorado de Barby, pero bueno, a veces el amor no alcanza …

-¿Qué es el amor para vos?

-¡Qué pregunta fuerte! No sé qué es el amor… Ser compañero con una persona, sentirte reflejado en la otra persona, acompañarse, entenderse, eso será el amor.

-Y mirá que le dedicaste tiempo al amor, ¿no Polaco?.

-Y sí, como todos.

MFB



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.