jueves, agosto 18HOLA OCAMPO!!

El incómodo momento de la vicepresidenta saliente de Colombia al dejar la residencia oficial | El video viral que marca el inicio de una nueva época



El contraste entre el gobierno saliente y el gobierno entrante de Colombia, tras la victoria de Gustavo Petro el pasado domingo, quedó en evidencia este viernes, durante un encuentro entre la exvicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, y la nueva vicepresidenta, Francia Márquez, en la residencia oficial.

En un video de unos pocos segundos, que rápidamente se hizo viral, se ve cómo Francia Márquez saluda a cada una de las empleadas domésticas de la residencia, con un apretón de manos, mientras Ramírez la espera a un costado, acomodándose el pelo en un gesto incómodo.

«Inicia el proceso de empalme de la Vicepresidencia de la República. Una escena muy diciente que muestra el comienzo de una nueva época: llegó el momento de las y los nadies«, publicó en Twitter Heidy Sánchez Barreto, concejala de Bogotá, tras la viralización del video.

La escena generó tantas repercusiones que Ramírez debió salir a aclarar la situación y a explicar que ya había saludado a las empleadas antes de que llegara la nueva vicepresidenta a la vivienda. Márquez, por su parte, decidió no extender el debate y llamarse al silencio. 

La mudanza de Márquez a la residencia oficial ya recibido la atención de los medios de comunicación tras el triunfo de Gustavo Petro, cuando una periodista le preguntó si iba a comenzar a «vivir sabroso», en alusión a un slogan de su campaña vinculado a sus raíces afrodescendientes.

» Si creen que porque me dan una casa presidencial ya estoy viviendo sabroso están equivocadas. Eso es parte del clasismo de este país si lo miras de ese lugar. Te invito a reflexionar qué significa en las entrañas del pueblo negro. Es vivir con dignidad, con garantía de derechos», fue la respuesta de Márquez.

La abogada feminista, también conocida por ser activista ambiental y defensora de los derechos humanos, nació en 1981, en la aldea de Yolombó, ubicada en Suárez, un pueblo del departamento del Cauca ubicado al suroeste de Colombia, donde la explotación minera es el principal factor de la dependencia económica y de las luchas sociales.

«Mi comunidad ha padecido un abandono histórico. No hay agua potable, no hay saneamiento básico. No hay buena conectividad, ni buen servicio de electricidad. Las escuelas están deterioradas, algunas están a seis horas de la cabecera municipal y no hay vías. Es caminando que la gente llega hasta esos lugares«, contó en una reciente entrevista con la BBC.

Luego de ser madre en la adolescencia, estudió en la Universidad de Santiago de Cali y se recibió de abogada, mientras el daño medio ambiental y el desplazamiento forzado de cientos de habitantes en su pueblo natal crecían. Esas problemáticas fueron los disparadores para su militancia social y política: no solo se opuso al extractivismo indiscriminado provocado por la entrega de títulos mineros a empresas por doquier, sino que hizo propia la defensa del medio ambiente y los derechos humanos también afectados por esa industria.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.