jueves, agosto 18HOLA OCAMPO!!

Brasil: la ventaja de Lula sobre Bolsonaro es la menor en trece meses | El exmandatario tendría un 44 por ciento de apoyo frente al 35 por ciento del actual presidente



El expresidente brasileño y candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva, sigue superando al actual mandatario y candidato del Partido Liberal (PL), Jair Bolsonaro, de cara a las elecciones presidenciales del próximo dos de octubre, aunque su ventaja es la menor en 13 meses, según la última encuesta divulgada este lunes por el Instituto de Investigaciones Sociales, Políticas y Económicas de Brasil (Ipespe). Cada vez más cerca de unos comicios cruciales para la región, Lula tendría un 44 por ciento de apoyo frente al 35 por ciento de Bolsonaro, lo que implica una distancia de nueve puntos porcentuales, por debajo de los 11 puntos que separaban a ambos en junio. Con la campaña de ambos candidatos al rojo vivo, este lunes se supo que Lula está a favor de reactivar el Mercosur, mientras que Bolsonaro pidió a las mujeres que se armen para evitar abusos, en una recorrida por San Pablo.

Ipespe muestra un crecimiento en la intención de voto de Bolsonaro desde enero, cuando esta era de 24 por ciento. En cambio, el respaldo a Lula se mantuvo en lo que va del año en torno al 44 por ciento. Cable recordar que la ventaja del expresidente llegó a superar los 20 puntos porcentuales.

Muy por detrás aparece el resto de los candidatos: el laborista Ciro Gomes se mantiene en un nueve por ciento, mientras que la senadora de centroderecha Simone Tebet recoge el cuatro por ciento del respaldo.

Si ningún candidato obtiene más del 50 por ciento de los votos válidos en la primera vuelta del dos de octubre, habrá un ballotage el 30 de ese mismo mes. En ese caso Lula vencería con 17 puntos de ventaja, ya que obtendría el 53 por ciento de los votos frente al 36 por ciento de Bolsonaro. La encuesta se realizó entre el 22 y el 24 de julio a dos mil personas de forma telefónica y tiene un margen de error del dos por ciento.

Este lunes también se difundió un sondeo del Instituto FSB que indica que en el ballotage Lula le ganaría a Bolsonaro por 18 puntos de diferencia: 54 por ciento contra 36 por ciento. Ambas encuestas coinciden en que el público femenino prefiere al candidato del PT. La campaña del presidente apuesta por la primera dama Michelle Bolsonaro para revertir esa situación.

Los sondeos también ratifican que los más ricos se inclinan por el actual mandatario mientras que, en la contienda por el voto de los religiosos, Lula se desempeña mejor entre los católicos y Bolsonaro hace lo propio entre los evangélicos.

Las convenciones partidarias empezaron a proclamar sus candidaturas el miércoles pasado. Ese día se formalizó la de Gomes, un día después la de Lula y este domingo fue el turno de Bolsonaro, que realizó un acto multitudinario en Río de Janeiro. Hay plazo para formalizar candidaturas hasta el cinco de agosto, aunque todos en Brasil dan por descontada una pelea cuerpo a cuerpo entre Lula y Bolsonaro. Mientras tanto la campaña de ambos candidatos continúa. 

Lula: a favor de reactivar el Mercosur

Este lunes uno de los principales asesores de Lula, el excanciller Celso Amorim, aseguró que el expresidente está a favor de reabrir las conversaciones sobre el estancado acuerdo comercial de la Unión Europea con el Mercosur para sumar disposiciones sobre protección del medio ambiente, derechos humanos y tecnología. Si Lula gana en los comicios de octubre, Brasil probablemente se uniría a los llamamientos de Argentina y los ecologistas para revisar el acuerdo bloqueado en Europa por las preocupaciones sobre la destrucción de la selva amazónica bajo el mandato de Jair Bolsonaro, según declaró Amorim a la agencia Reuters.

«Eso no significa renegociar todo el acuerdo o empezar de cero», sostuvo Amorim, que fue ministro de Exteriores de Lula durante sus dos mandatos entre 2003 y 2010. La posición pone de manifiesto un delicado equilibrio para Lula, quien realizó audaces promesas medioambientales al tiempo que reforzó viejos lazos con los dirigentes del sector agroalimentario que critican las exigencias medioambientales de Europa como barreras al comercio.

«Con Bolsonaro en el gobierno no puede haber un acuerdo Mercosur, eso está claro», dijo por su parte la legisladora europea Anna Cavazzini, quien recientemente dirigió una misión de los Verdes/Alianza Libre Europea a Brasil para evaluar las amenazas a la región amazónica. En 2020, el quinto grupo más numeroso del Parlamento Europeo logró aprobar una enmienda que impide que el acuerdo del Mercosur avance en su forma actual debido a las preocupaciones sobre el aumento de la deforestación.

Bolsonaro: llama a las mujeres a armarse

Mientras tanto el ultraderechista Jair Bolsonaro animó este lunes a las mujeres a armarse como solución para evitar posibles abusos sexuales cuando viajan solas. «Viajando solas por ahí, creo que un arma les ayudaría a defenderse, si aparece algún graciosillo», afirmó en San Pablo Bolsonaro, quien se expresó varias veces a favor del uso de armas de fuego entre la población civil.

En el acto de proclamación de su candidatura, que se celebró el domingo en Río de Janeiro, el jefe de Estado apeló especialmente al electorado joven y femenino. Con duras críticas al expresidente Lula da Silva y varias alusiones de carácter religioso, Bolsonaro se presentó este domingo como candidato a presidente de Brasil por el Partido Liberal.

Una ayuda de la Fiscalía General

Este lunes, el líder de ultraderecha recibió una buena noticia. La Fiscalía General pidió este lunes a la Corte Suprema que se archiven todas las acusaciones contra el mandatario, formuladas por una comisión del Senado que investigó la gestión de la pandemia de covid-19. El pedido de archivo de la Fiscalía se extiende también a otras investigaciones iniciadas por supuestas irregularidades contra algunos ministros del gobierno, parlamentarios y decenas de personas que participaron en negocios sospechosos relacionados con la gestión de la pandemia, de acuerdo al grupo de senadores.

La comisión parlamentaria investigó durante poco más de seis meses la gestión de la pandemia, que en Brasil ya ha matado a casi 680 mil personas desde febrero de 2020, y concluyó en octubre del año pasado con un informe en el que formuló graves acusaciones contra Bolsonaro. Según el documento, el mandatario habría incurrido en nueve delitos: crímenes contra la humanidad, infracción sanitaria, charlatanería médica, incitación al delito, falsificación de documentos, uso irregular de dinero público, prevaricación, epidemia con resultado de muerte y atentados contra la dignidad del cargo.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.