jueves, agosto 18HOLA OCAMPO!!

Un futuro de proyectos colectivos | Opinión



Desde Río de Janeiro

América latina ha recuperado el derecho a tener un futuro. Al elegir una gran mayoría de gobiernos soberanos, volvió a tener la posibilidad de decidir sobre su destino.

En el modelo neoliberal, los países están condenados a los mecanismos del mercado, a la globalización, sin soberanía nacional. Solo cuando los gobiernos neoliberales son derrotados, el continente tiene la posibilidad de decidir sobre su futuro.

Este año, el continente puede tener un gran bloque de países que se deben a su destino. Las elecciones presidenciales en Brasil podrían completar este bloque, que incluirá a México, Argentina, Colombia, Chile, Venezuela, Honduras, Bolivia.

Estos países podrán definir las líneas futuras de sus países, con posibilidad de coordinación entre ellos. Será un período sin precedentes en América Latina ,que permitirá la implementación de proyectos definidos colectivamente.

En la crisis de 2008, cada país reaccionó a su manera, sin contar con la fuerza de la coordinación. Había coordinación política pero no económica.

Esta vez el continente necesitará y tendrá también la posibilidad de coordinación económica. Para resistir en el terreno a las políticas neoliberales, sólo es posible superar este modelo, pasando del antineoliberalismo al posneoliberalismo.

Moneda común

Una primera iniciativa fue la propuesta de Lula da Silva para que América del Sur adoptara una moneda común, denominada SUR, -como acrónimo de su nombre-, que impulsaría la desdolarización de las relaciones comerciales en el subcontinente. ¿Qué implicaría la creación de un Banco Central de América del Sur? Los países que lo deseen, pueden adoptar esta moneda como su moneda nacional.

Algunos argumentan que las monedas nacionales son mecanismos de defensa de los Estados nacionales contra la globalización. Sin embargo, en algunos países, la moneda nacional prácticamente ha sido convertida al dólar, dados los altos niveles de inflación y la debilidad de la divisa nacional.

En la conversación que sostuve con el presidente de Argentina, Alberto Fernández, él expresó su interés en el avance de los procesos de integración económica que traería esta iniciativa, al tiempo que manifestó el interés de Argentina en adoptar el SUR como moneda nacional, lo que podría permitir superar el círculo vicioso de la inflación en Argentina.

Por su parte, un exministro del gobierno ecuatoriano de Rafael Correa expresó cómo la eventual adopción del SUR por parte del gobierno de su país podría permitirles retirar el dólar como moneda nacional.

Sería el inicio de un proceso de integración económica en América del Sur, que daría más consistencia a la integración política. El continente podría definir el tipo de Estado que quiere tener, para superar el Estado neoliberal. Podría definir el modelo de sociedad que se quiere, una sociedad posneoliberal.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.