miércoles, septiembre 28HOLA OCAMPO!!

La guerra a los «vivos» del comercio exterior | Los férreos controles aduaneros, centrales en la era Massa ministro de Economía



Con el hallazgo reciente en Tierra del Fuego de un cargamento de maquetas que simulaban ser placas de video, la Aduana y el fisco ya superan las 30 acciones de controles al comercio exterior irregular desde que Sergio Massa es ministro de Economía. Para el funcionario, según contaron en su entorno a Página I12, este tipo de acciones son de alta relevancia, dado que en la situación de escaso volúmen de divisas, el Estado parece consustanciado con la idea de ir a fondo contra el sector privado que especula con dólares. Entre las maniobras más comunes hay sobrefacturación de importaciones, triangulaciones, maniobras para ocultar divisas y mercaderías sin registrar y el fenómeno de las cautelares judiciales que empresarios obtienen para cerrar negocios que el Estado no había autorizado. 

En este frente, Massa tiene armado un equipo que articula entre ministerios y organismos, con la Aduana en el centro y la AFIP y el Banco Central (BCRA) colaborando. Así, entre julio y lo que va de agosto se aceleró en la generación de lo que técnicamente se llama «percepción de riesgo». En pocas palabras, el Estado muestra alto perfil y efectividad en desarticular maniobras, lo que genera un impacto de cuidado en los empresarios que piensan en operaciones irregulares. De hecho, según datos provisorios a los que accedió este diario, en agosto bajó considerablemente el nivel de registración de triangulaciones de importaciones, uno de los vicios más comunes del sector privado para hacerse de divisas a precio oficial. 

En su discurso ante el Consejo de las Américas, Massa avisó que la idea del Gobierno de Alberto Fernández es garantizar los dólares para que la industria produzca e importe, pero aclaró que no habrá lugar para los que hacen «avivadas» para «afanarse las reservas del BCRA». El hombre del ministro en esa tarea es Guillermo Michel, quien hace tiempo tiene aceitada la dinámica de este tipo de controles a nivel federal. 

Las maquetas fantasma

Este viernes la Aduana de Ushuaia detectó una nueva partida de 200 placas de video arribadas al Depósito Fiscal con aparente intención de ser liberadas a plaza, esta vez facturada a una firma con asiento en esa localidad dedicada a la venta de materiales eléctricos e iluminación. Según confirmó Aduana, los agentes alertados por la reciente denuncia radicada en el Juzgado Federal de Río Grande, constataron el arribo de las falsas placas de video, facturadas por el mismo vendedor domiciliado en Estados Unidos, de idéntica marca y precio que las detectadas en Río Grande. 

Lo interesante es que, en realidad, «se trataban de simples maquetas con la pretensión de llevar a cabo maniobras fraudulentas para girar en forma indebida divisas al exterior y que en caso de haber logrado su cometido hubieran causado un perjuicio de U$S 356.000,00, la maniobra fue desbaratada por los Agentes Aduaneros, procediendo al bloqueo del título de transporte y a la ampliación de la denuncia oportunamente efectuada». 

Según comunicó el fisco, «la firma importadora simuló operaciones con una firma con aparente vinculación y radicada en EE.UU. a fines de introducir “basura tecnológica” al Area Aduanera Especial, simulando que se trataba de material informático, cuando en realidad se trataba de simples “cajas vacías”, en una maniobra idéntica a la denunciada hace unos días atrás, en esa ocasión por un valor de casi U$S 1.500.000, muy superior al valor de lo que realmente se importó, que rondaba los U$S 30.000.

El fisco confirmó que «se trata de una firma que a través de Internet oferta placas de video de la marca HYPERFORCE que es justamente la marca de las placas denunciadas, entre otras marcas; al proceder al análisis del dominio de esa página web surgen los datos de una persona que sería el presidente de la firma KMG Fueguina S.A., Con lo expuesto y en caso de corroborarse ello a través de la vía judicial se podría afirmar que además de la simulación ya denunciada no existiría una transacción comercial configurada como tal, ya que estaríamos en presencia de personas que se venden a sí mismos mediante el ardid adicional de crear empresas fantasmas en otras latitudes donde no les resulta dificultosa su constitución y que se organizan solo para cometer este tipo de delitos». 

Las cautelares y las toallas

Entre las 30 acciones de control aduanero coexisten sobrefacturaciones millonarias de maquinas para minar criptomonedas, triangulación de empresas de servicios de Vaca Muerta, irregularidades en importaciones de motos, granos ocultos en neumáticos, neumáticos nuevos ocultos dentro de otros neumáticos, encomiendas sin razón aparente, 500 mil dólares ocultos en aviones, negocios con basura tecnológica, operaciones irregulares en zona franca, «rulos» de importación con barbijos anti COVID y el fenómeno de las cautelares judiciales para favorecer negocios empresarios. 

Los datos que maneja Aduanas muestran que ya hay más de 1800 millones de dólares de importaciones que se hicieron vía cautelares. Se trata de empresas que no consiguen la SIMI, autorización del Estado para hacerse de dólares, y van a la Justicia, que les falla a favor y obliga al BCRA a soltar las divisas. Eso lo hicieron unas 500 empresas que buscaron quedarse con dólar oficial. El caso más reciente lo contó Massa en el Council y está en investigación: una empresa que importó toallas por 20 millones de dólares, ayudada por la Justicia. 



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.