viernes, octubre 7HOLA OCAMPO!!

Corea del Norte aprobó una ley que autoriza ataques nucleares preventivos  | Kim Jong-un redobla la apuesta en medio de crecientes tensiones en la península coreana



Corea del Norte aprobó una ley que autoriza el lanzamiento de ataques nucleares preventivos y declara «irreversible» su programa de armamento atómico, indicaron los medios estatales el viernes.

El anuncio se produce en medio de crecientes tensiones en la península de Corea, donde Pyongyang realizó una inédita serie de pruebas armamentísticas este año y acusó a Seúl del brote de covid-19 en su territorio.

«Nunca renunciaremos a las armas nucleares y no hay absolutamente ninguna desnuclearización ni negociaciones ni monedas de cambio para negociar en el proceso», dijo el líder norcoreano, Kim Jong-un, en un discurso ante la Asamblea Nacional Suprema, el órgano legislativo del país, que está celebrando esta semana una serie de sesiones.

Durante su alocución, íntegramente publicada por el diario estatal Rodong, Kim dijo que las armas nucleares son «el gran orgullo del pueblo coreano» y que mientras existan armas atómicas y maniobras que amenacen la seguridad de su país, «nuestro camino hacia el fortalecimiento de nuestra fuerza nuclear no terminará».

Irreversible

«Al promulgar la política sobre las fuerzas nucleares, el estatus de nuestro país como Estado nuclear se ha vuelto irreversible«, dijo el líder norcoreano, que aseguró que la normativa tiene un objetivo disuasorio y que su país no puede renunciar a sus armas nucleares porque debe «controlar prospectivamente a los Estados Unidos».

Kim acusó a Washington de intentar derrocar al régimen de Corea del Norte a través de «chantaje nuclear», presionándolo a través de sanciones para que abandone su desarrollo atómico, y calificó esta aproximación de Washington como «un error de juicio y de cálculo» que no surtirá efecto ni «en cientos de años».

«No renunciamos al derecho a la legítima defensa (…) para escapar de las penurias que estamos viviendo ahora», declaró Kim, que tildó la deriva de la política nuclear de Pyongyang como «una demanda legal de la situación actual».

La ley aprobada por la Asamblea Nacional Suprema contempla la creación de unas «fuerzas nucleares» que «estarán compuestas por diferentes tipos de ojivas nucleares, de vectores (portadores), el sistema de mando, control y todo el personal, y el equipo y las instalaciones para la operación y actualización del sistema», según los detalles publicados por la agencia estatal de noticias KCNA.

El texto promulgado permite al Norte lanzar un ataque nuclear preventivo «automáticamente» y «destruir inmediatamente a las fuerzas hostiles» si una fuerza extranjera plantea una amenaza inminente sobre Pyongyang, indicó la agencia oficial de prensa KCNA. 

En julio, Kim aseguró que el país estaba «preparado para movilizar» sus capacidades nucleares en una eventual guerra contra Estados Unidos y Corea del Sur. Además, reiteró que nunca iban a prescindir de las armas nucleares necesarias para contrarrestar la hostilidad de Estados Unidos que, según dijo, busca hacer «colapsar» su poder en cualquier momento.

Innegociable

La nueva ley muestra la confianza de Kim en las competencias militares y nucleares de su país, incluyendo los misiles balísticos intercontinentales capaces de alcanzar Estados Unidos, dijo Cheong Seong-chang, del Centro de Estudios de Corea del Norte en el Instituto Sejong. La ley «justifica abiertamente el uso del poder nuclear por parte de Pyongyang» en caso de enfrentamiento militar, incluso en respuesta a ataques no atómicos, añadió Cheong.

Corea del Norte ha desplegado una serie récord de ensayos militares desde enero, incluyendo el primer misil balístico intercontinental a pleno alcance desde 2017. Estados Unidos y Corea del Sur han advertido repetidamente que Pyongyang está preparando el que sería su séptimo ensayo nuclear.

A pesar de sus posturas más firmes ante Pyongyang, el nuevo presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, ofreció el mes pasado un plan de ayuda para el vecino del Norte a cambio de un abandono del programa nuclear. Pero el régimen comunista rechazó la propuesta, asegurando que era «el colmo de lo absurdo» y descartó una negociación con Seúl.

Para Yang Moo-jin, profesor de la Universidad de Estudios Norcoreanos, esta nueva ley reafirma la postura de Pyongyang de que su programa nuclear ya no está sobre la mesa de negociación. «Probablemente Pyongyang estrechará los lazos con China y Rusia contra Washington y (…) realizará su séptimo ensayo nuclear en un futuro próximo», señaló.

A finales agosto, Estados Unidos y Corea del Sur llevaron a cabo sus ejercicios militares conjuntos más importantes desde 2018 frente a la amenaza nuclear creciente de Corea del Norte. Washington es un firme aliado de Seúl en términos de seguridad. Unos 28.500 soldados estadounidenses están desplegados en Corea del Sur.

 Aniversario

Corea del Norte dio a conocer el nuevo camino de su política nuclear el día del 74 aniversario de su fundación, que celebró la noche anterior con festejos multitudinarios de una escala inusual para un año no redondo, que se cree que estaría dirigida a enviar un mensaje de unidad ante los desastres naturales y la pandemia.

En tal ocasión, Kim publicitó su postura de impulsar todavía más la milicia y desplegar más «sistemas avanzados de armas estratégicas y tácticas» para «fortalecer notablemente la disuasión del país».

Kim también dio pistas sobre la dirección que busca para las relaciones exteriores del Norte, que buscará «ampliar y desarrollar aún más las relaciones amistosas y cooperativas con los países vecinos» y extender su diplomacia.

El líder norcoreano, que dice estar observando «la transición del mundo unipolar a uno multipolar» fuera de la «colonización» de Estados Unidos, habló de fomentar su diplomacia «para desarrollar intercambios y cooperación multifacéticos con países capitalistas que respeten y traten a nuestro país con amistad».

Corea del Norte mantiene sus fronteras cerradas
desde el estallido de la pandemia de covid-19 a principio de 2020 y ha rechazado las ofertas de diálogo planteadas desde entonces por Seúl y Washington.

Modernización

El año pasado, el régimen norcoreano aprobó un plan quinquenal de modernización armamentística que ha deparado una veintena de lanzamientos de proyectiles este año y que parece estar detrás de los preparativos para una nueva prueba nuclear, cuya sombra se ha acrecentado tras las últimas declaraciones de Kim.

De tener lugar, sería el primer test atómico de Piongyang en cinco años, que, según la inteligencia surcoreana y estadounidense, está lista desde hace meses para llevarse a cabo.

Además, esta semana los servicios de Inteligencia de Estados Unidos aseguran que Rusia está en proceso de adquirir millones de cohetes y proyectiles de artillería de Corea del Norte, publicó el diario The New York Times. «El Ejército ruso continúa sufriendo una grave escasez de suministros en Ucrania, debido, en parte, a los controles y sanciones» impuestos por Occidente, evaluó un funcionario estadounidense que habló con el diario neoyorquino bajo condición de anonimato.

Los funcionarios de Inteligencia creen que Rusia podría buscar comprar equipo militar adicional en el futuro, aunque no detallaron cuánto. La revelación llega poco después de que el Gobierno estadounidense anunciara que Rusia recibió drones fabricados por Irán pero que al usarlos en Ucrania enfrentó problemas técnicos.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.