jueves, octubre 6HOLA OCAMPO!!

The Otherness, la banda de rock de la Patagonia que toca en Europa y presentó su nuevo video en Berlín


The Otherness, originarios de Comodoro Rivadavia, están escribiendo un interesante manual en esto de atravesar fronteras y luchar (y ganar) por dar a conocer su talento más allá de la Patagonia… y de Buenos Aires.

Es que el cuarteto formado por Martín Cativa (voz y guitarra rítmica), Gonzalo Cativa (voz y bajo), Nico Klein (guitarra líder y voz), Pablo Gaggioni (batería y coros) va logrando sin prisa pero sin pausa dar forma a una carrera ejemplar a fuerza de trabajo y talento.

Hoy, el grupo trabaja de manera satelital ya que Gonzalo y Nico residen en Berlín.

“Estamos experimentando un crecimiento muy de a poco, muy de a pasitos. Nunca tuvimos la posibilidad de radicarnos todos acá”, explica Gonzalo desde la capital alemana, y continúa:

“Nuestra construcción a nivel carrera está pendiente, no tenemos aún un sentido de objetivo logrado. Para cualquier artista latinoamericano que no cante reggaeton es un laburo arduo, hay que ir ganándose al público de a poco. El color del pasaporte cuenta acá, hay una estupidisima jerarquización de nacionalidades”.

The Otherness, el cuarteto formado por Martín Cativa (voz y guitarra rítmica), Gonzalo Cativa (voz y bajo), Nico Klein (guitarra líder y voz), Pablo Gaggioni (batería y coros).

The Otherness, el cuarteto formado por Martín Cativa (voz y guitarra rítmica), Gonzalo Cativa (voz y bajo), Nico Klein (guitarra líder y voz), Pablo Gaggioni (batería y coros).

A pesar de esta aseveración, The Otherness se las arregló para girar por el circuito under inglés, ser recomendados en la mítica cadena BBC y tener su último tema A New Resistance -que da nombre al próximo EP de la banda- producido por Gaspar Benegas.

No sólo eso: cuentan con el apoyo de la embajada argentina en Berlín, donde el 1° de septiembre pasado presentaron el video de dicho track, que contó con la producción de Panorámica Producciones y el apoyo total del Ente de Turismo de Comodoro Rivadavia.

Antes de encarar la gira que los llevará por el Reino Unido, Alemania y Países Bajos en esta parte final de 2022, la banda al completo aparece en una reunión de Zoom multidestino.

«Nos gusta cantar en inglés»

-¿La idea de cantar en inglés es consecuencia directa de sus influencias musicales?

-Martín: Cuando eramos chiquitos hacíamos covers de Sumo y los Redondos. Así que sí, ya cantábamos en inglés por la influencia de Luca Prodan, cosa que nos llevó a The Doors, Jimi Hendrix, Lou Reed. Pero la verdad es que cantamos en inglés porque se nos canta, porque nos gusta.

-Gonzalo: Tiene mucho que ver el hecho de que cuando comenzamos a escuchar música queríamos saber qué decían las canciones que nos gustaban. También siempre escuchamos música argentina, pero nos interesaba la cuestión global, internacional. Si bien es un desafío cantar en un idioma que no es el nativo de uno, tiene la cuestión de que es un idioma muy global para la música que uno eligió tocar.

-Martín: Ojo, tampoco es que somos anglófilos. Venís a mi casa y así como puede sonar 2Pac o Tom Petty, quizá te tengas que fumar un Ricardo Vilca o si es domingo a la mañana puedo poner a Leonard Cohen y Atahualpa Yupanqui (risas).

En nuestra banda conviven influencias, artistas, culturas y subculturas que tal vez a primera vista parecen incongruentes, pero en nuestra forma de abarcar la música y el arte pueden coexistir. Eso es parte de lo que proyectamos, no sólo en la música sino por ejemplo en la experiencia de parar en hostels con gente de otros países.

Nos gusta hacer lo que hacemos y no reparamos en a qué nacionalidad pertenece o en el tema de la apropiación cultural, que ahora te cancelan por eso. ¡Creo que deberíamos estar todos en cana en ese sentido! (risas)

​»A los ojos del europeo sos latino»

Una de las primeras notas a The Otherness en la prensa británica.

Una de las primeras notas a The Otherness en la prensa británica.

-Esto me hace pensar en el nombre del grupo, que entiendo que es un concepto que aboga por la apertura hacia los demás.

-Gonzalo: Es que al final es lo que importa. Creo que el primer impulso hacia algo que a uno lo atrae o moviliza no es preguntarse de dónde viene o en qué idioma sucede, sino que la primera reacción es esa energía que se percibe y que lo hace sentir de cierta manera. Da igual si sos de un país u otro, si sos binario o no, negro o blanco.

-Martín: Cuando escuchás a Little Richard no pensás en él como un negro, puto y judío. Pensás en alguien que es súper revolucionario. Era un punk de verdad.

-Gonzalo: Uno a veces tiende a percibir la universalidad desde la implementación de un “etiquetado” para todo. Nosotros tratamos de cortar con esa idea de que todo tiene que tener un “label”. Que cada uno haga lo que se le cante y ya está.

-Volviendo a lo que comentabas al comienzo, Gonzalo, ustedes no hacen música latina, pero están logrando desarrollarse en el hemisferio norte.

-Gonzalo: Igual, por más que toques como Jimi Hendrix o cantes como Sam Cooke, a los ojos del europeo sos latino. Y nosotros en ese sentido, es como “fuck you”, tocamos lo que nos gusta. Somos latinos porque nacimos ahí, y estamos felices con nuestro origen, pero el trabajo es mucho más costoso que si fueras inglés o estadounidense, a quienes reciben con los pantalones bajos y la billetera abierta (risas).

Lo nuestro es demostrar que podemos hacer música de la misma forma que los artistas por los que te bajás los pantalones. Con el mismo grado de profesionalismo y dedicación. Para nosotros eso es rock n roll.

«La trampa sigue funcionando»

-¿De donde viene el nombre del nuevo EP “La Nueva Resistencia”?

-Martín: En el video está la idea clara. Creemos que hay una nueva generación de pibitos que se van a rebelar ante la imposición del algoritmo. Que Spotify te diga qué bandas tenés que escuchar porque son parecidas entre sí, o que Netflix te diga qué ver luego de qué.

-Gonzalo: O ser políticamente correctos todo el tiempo, subirte a cualquier trending topic o abrazar cualquier causa porque es trendy y no por lo que significa.

-¿No podría ser esta una situación o postura para que los tilden de negacionistas o conspiranoicos?

-Pablo: ¡Nunca va a faltar oportunidad para que alguien haga eso!

-Martín: Es buenísima la pregunta porque la respuesta no la podemos dar ahora. Creo que el mundo cambió lo suficiente, ya que el acceso a la información pasó de ser algo privativo y restringido a un montón de gente. Ahora podés entrar y consumir un montón de info, pero la verdad sigue estando oculta. Antes estaba oculta por incapacidad de acceder y ahora por exceso de info. La trampa sigue funcionando desde los dos polos.

Nuestra postura con ser “la nueva resistencia” es la de ser conscientes de esas cosas y observar lo que te rodea y apelar a todo lo que la inteligencia artificial no tiene, que es la inteligencia emocional.

Un algoritmo es una tecnología aditiva, calculadora. En cambio una nueva resistencia implica creatividad, excentricidad, creación… incluso la inteligencia emocional, que es mucho más compleja que un código binario.

-Gonzalo: Otra cosa que percibimos de nuestra generación y no nos gusta es esto de “Mírenme, tengo que ser importante”. Un montón de problemas de ego que impone el sistema y que todo es yo, yo y yo. Esa necesidad de atención total y exacerbación del ego tan grande es algo que a nosotros no nos gusta y que también, como se ve en el video, hay un deseo de que esto cambie en las nuevas generaciones.

-¿Y cómo se decodifican esas ideas en los demás?

-Martín: Bueno, nosotros también publicamos en los canales algorítmicos…

-Gonzalo: Sí, es verdad, pero no sabés lo que a nosotros nos cuesta agarrar el teléfono para hacer una historia o una mierda así. Nadie lo quiere hacer, pero es una necesidad laboral que es un tremendo dolor de huevos. Estamos viajando, tocando y nadie quiere salir del momento para agarrar el teléfono. Igual comprendo que hoy la relación con el público se forja a partir de estas herramientas.

A mí me es muy difícil estar en la realidad y en el metaverso al mismo tiempo. Es una dicotomía enorme. Por ahora no tenemos un following (cantidad de seguidores) muy grande, pero habrá que ver cuando eso suceda.

«Es tremendo las ganas que tenemos de tocar»

-Y un following grande, ¿qué te garantiza si no es orgánico?

-Gonzalo: Exacto. A mí me gusta saber que quien nos sigue escuche nuestra música y venga a nuestros conciertos.

-Martín: Es tremendo las ganas que tenemos de tocar. La carencia de gira nos hace ver lo importante que es estar juntos arriba del escenario. Los músicos queremos conectar con el público arriba del escenario. Todo lo demás… fijate que Spotify paga re poco, Instagram no paga… Hay que ir a tocar.

-Pablo: Trazando un paralelismo es como para el jugador de fútbol salir a la cancha: una vez que se retira esa sensación no la tiene nunca más. El escenario no tiene comparación.

-Gonzalo: Mi novia me invitó a ver un show de Lorde, acá en un lugar muy bonito en Berlín. ¡Loco… eso no era un show en vivo! La chica cantaba y le salían tres voces. Todo el mundo con los teléfonos, es como que lo que los músicos no le daban a la gente, la gente se lo tenía que gestionar. A tal punto que saliendo del show me salió del alma “la puta madre, este fue el karaoke más caro de mi vida”, pero eso a la gente ni le importa.

Tocar en vivo y estar ahí con aciertos y errores hoy en día tiene más valor que nunca.

MFB



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.