lunes, enero 30HOLA OCAMPO!!

La emotiva despedida de Gallardo, con derrota de River y polémica en el final | El Muñeco dirigió su último partido en el Monumental



Lindo guiño del destino para la historia de Gallardo en River que su primer y último partido como DT de River en el Monumental hayan sido ante el mismo rival. El 17 de agosto de 2014 el equipo del Muñeco se impuso al Central de Miguel Ángel Russo por 2 a 0 con goles de Teófilo Gutiérrez y Leonardo Pisculichi, triunfo que fue parte del increíble invicto de 23 partidos con el que Gallardo inició su ciclo millonario, todo un adelanto de lo que vendría.

Casi 3 mil días pasaron entre aquel encuentro y el de este domingo, y vaya que ha cambiado el Muñeco. Del pelo largo y peinado casi raya al medio al cuidado jopo con gel de hoy día. Del saco gris un tanto holgado y sin corbata al traje negro pintado y con corbata de los últimos tiempos. Y, sobre todo, de unas indicaciones de aliento en sus primeras épocas a las imágenes de retos y frustración que tanto se repitieron este semestre.

Y esta noche la cosa tuvo postales más parecidas a las últimas, con Gallardo en silencio, viendo cómo su equipo no le respondía dentro de la cancha, incluso en su despedida del Monumental luego de ocho años y medio de un ciclo envidiable. Claro que fue un silencio llenado por las ovaciones que les hinchas le dedicaron a su ídolo durante toda la velada, con picos de emotividad en la previa y el post.

Gallardo apostó para la cita ante los dirigidos por Tevez -de afectuoso saludo con su colega en la previa- por varios de los jugadores que menos le rindieron en el semestre, casi que como a forma de desquite personal. Gómez, Martínez y Paradela desde el inicio sorprendieron a más de uno. Lo que no asombró tanto fue que al entretiempo, con Central arriba ya por 1 a 0 tras una floja reacción de Armani y gol del pibe Veliz, Gallardo optase por meter cambios múltiples, como sucedió en buena parte de los últimos partidos de su River.

Se ve que la noche no estaba dada para los locales, porque apenas arrancada la segunda etapa el zurdo Blanco desbordó a Enzo Pérez y mandó un centro que Armani no controló y permitió a Veliz marcar el segundo. Lo que siguió fue preocupante por el local (por lo futbolístico y también por el insólito empujón de Quintero al árbitro), en sintonía con la semana que vivió el Mundo River desde el anuncio del Muñeco. Pero Suárez metió el descuento (y a Central le anularon dos goles por offside) y se fue a saludar al DT, al menos un mimo para el gran protagonista de la jornada y también de esa «historia hermosísima» que va llegando a su fin.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *