14/07/2024

Insultos a Pedro Sánchez, blooper con Isabel Díaz Ayuso y el premio de un instituto antidemocrático | Javier Milei profundiza la crisis con España



La presencia de Javier Milei en España recalentó el verano madrileño y agitó la discusión política local. En pleno conflicto diplomático con la administración de Pedro Sánchez, el presidente argentino fue recibido y condecorado por la alcaldesa Isabel Díaz Ayuso. “No dejen que el socialismo les arruine la vida”, les recomendó y acusó a Sánchez de estar “llevándose puesto” a los españoles. Desde el Gobierno europeo calificaron la distinción como una “medalla fake” y el portavoz de Sumar, Iñigo Errejón, advirtió que se está edificando una “internacional del odio”. La visita de Milei, además, congregó a cientos de personas en la Puerta del Sol, en donde los saludos, repudios, aplausos y silbidos disputaron el espacio público. Por la noche, el mandatario fue premiado por una fundación ultraliberal y antiderechos que niega el cambio climático, venera los programas de ajuste y sostiene que el principal obstáculo para el desarrollo de la Argentina es la democracia.

La nueva travesía de Milei por suelo ibérico volvió a estar plagada de escándalos y provocaciones. La única actividad institucional del jefe de Estado fue obtener un reconocimiento de Díaz Ayuso, que generó un encendido repudio del Ejecutivo nacional. «Va corriendo a imponer una medalla fake a quien insulta a España”, lanzó Pilar Alegría, portavoz de la gestión de Sánchez. La alcaldesa de Madrid justificó la distinción, al destacar que el libertario está encarando con “firmeza y coraje” la “extrema” situación económica argentina y afirmar que es un “aire fresco en todo el continente americano, pero también en Europa”. “Por eso recibes esta medalla”, argumentó la dirigente del Partido Popular.

En la Real Casa de Correos, Milei aprovechó la condecoración para defender su gestión y redoblar las críticas contra el presidente español. Retomando una cita de su gurú Friedrich Hayek, afirmó que “si los socialistas entendieran de economía no serían socialistas” y chicaneó a Sánchez, al plantear que “a pesar de haber estudiado economía, no la entendió o le gusta mucho el Estado para llevarse puesto a los españoles”. 

En tono jocoso, el libertario también intentó retomar sus dardos contra Sánchez por la denuncia de corrupción que atraviesa su esposa, Bergoña Gómez. El tiro, sin embargo, le salió por la culta. Luego de hacer referencia a las “manos porosas de los políticos”, habló de los casos que involucran a “hermanos y parejas” de funcionarios. El mensaje incomodó a todos los presentes por las acusaciones de corrupción que existen –justamente– contra Tomás Díaz Ayuso y Alberto González Amador, hermano y pareja de la alcaldesa.

Más allá del blooper, el homenaje a Milei despertó duros cuestionamientos de distintas fuerzas políticas locales por la crisis diplomática que desató y el modelo económico que promueve. Desde Sumar, el portavoz Iñigo Errejón expresó que se está armando una “internacional del odio y la desigualdad, en la que las fronteras entre la derecha tradicional y las derechas postfascistas se van diluyendo”. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, — por su parte– advirtió que se premió a un dirigente que “conduce a la desigualdad y a la pobreza en Argentina” y que está “practicando políticas del dolor”. 

El gobierno español, en tanto, dejó en claro que la visita de Milei fue de carácter privado y que no estuvo coordinada con el Ejecutivo. Por ese motivo, remarcó que la distinción otorgada por Díaz Ayuso fue ilegal y aclaró que España «solo tiene una política exterior» que se articula con todas las instituciones del Estado. Entre ellas, está incluida la Corona española, que en las últimas horas confirmó el desaire del rey Felipe VI a una audiencia privada solicitada por la Casa Rosada.

Club de fans libertario

Por la noche, Milei se trasladó al Casino de Madrid para participar de la Cena de la Libertad, organizada por el Instituto Juan de Mariana (IJM). Se trata de un think thank ultraliberal, fundado en 2005, que se dedica a promover la economía de mercado. Con vínculos estrechos con los negacionistas del cambio climático, ha recibido financiación de la industria petrolera estadounidense mientras se ufana de no recibir subvenciones ni aportes de ningún partido político “con el fin de mantener su plena independencia”. El nombre de la institución proviene del filósofo español homónimo, jesuita y teólogo que defendía la propiedad privada y poner límites al poder político.

Su fundador y quien figura como presidente es Gabriel Calzada, un economista de la escuela austríaca que tras el triunfo de las derechas y ultraderechas en las últimas elecciones europeas celebró el cambio de composición de la Eurocámara y llamó a discutir “un enfoque más restrictivo” de la inmigración. El Director Ejecutivo es Manuel Llamas, politólogo y periodista, que durante el último 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, expresó que “bajo la falsa bandera del feminismo, lo que reclama este movimiento, en realidad, son soflamas que poco o nada tienen que ver con la mujer y sí mucho con la ideología específica que abandera la extrema izquierda, como el comunismo, el ecologismo y el adoctrinamiento político”.

En efecto, el IJM está integrado por nueve varones que a lo largo de dos décadas han premiado a distintas personalidades con la distinción que este viernes le dieron a Milei. El economista liberal Carlos Rodríguez Braun o el escritor Mario Vargas Llosa fueron algunos de los que recibieron este premio. Nunca se lo dieron a una mujer.

Pero el antifeminismo y antiecologismo son sólo algunas de las banderas que defiende esta fundación. En marzo de este año, por ejemplo, el instituto publicó un artículo firmado por el economista Fernando Herrara en el que manifiesta su admiración por el libertario y justifica los gobiernos totalitarios. “¡Quién sufriera una dictadura de Javier Milei!”, reza el título del texto que ubica a la democracia como un obstáculo para el crecimiento de la Argentina. “A mí no me cabe duda de que tener libertad es mucho mejor que tener una democracia, y que la libertad es compatible con regímenes dictatoriales (entendidos como aquellos en que el pueblo no elige al jefe de Gobierno)”, plantea Herrera y concluye: “En todo caso, lo que se observa en Argentina, y padece Milei, es que la democracia puede ser un obstáculo para la libertad, por extraño e increíble que suene”.

La oda del IJM a Milei no es nueva ni empezó y terminó con el premio. Hace unas semanas, el espacio lanzó el concurso “Encomio audiovisual a Javier Milei”, al que presentó como una oportunidad única para rendir homenaje a “uno de los más influyentes defensores de la Libertad de nuestra era”. El certamen busca videos creativos y originales que homenajeen “la carrera, impacto y contribuciones” del libertario. Por otro lado, este viernes por la mañana, antes de la entrega del premio, también llevaron a cabo una actividad sobre el economista durante la feria del libro, en la que presentaron las novedades bibliográficas del ámbito liberal.

A propósito de su visita, desde el think thank elaboraron un informe sobre los seis meses de gestión libertaria: “De la ruina kirchnerista al cambio de rumbo de Argentina”. El documento exalta el feroz programa de ajuste, admite que lleva asociado “una brusca caída” de la actividad económica, aunque augura que el país volverá a crecer “pero esta vez bajo fundamentos sostenibles”.

El relato de la gestión

En su media hora de exposición, Milei agradeció los reconocimientos, se emocionó cuando le mostraron un cuadro gigante con su imagen y explicó cómo se está desarrollando su gestión. Aseguró que está «corriendo al Estado del medio» y acusó a la oposición de entorpecer el rumbo. «Uno se encuentra con problemas, en donde los oponentes disparan. Entonces uno va esquivando los pozos, mientras los opositores están disparando», alegó.

Por último, el Presidente defendió a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, –la calificó como «honesta– y explicó que el exjefe de Gabinete, Nicolas Posse, salió «eyectado» porque «no cumplió los objetivos». «El que no los cumple, por más que lo conozca hace 20 años, afuera”, añadió. La intervención finalizó con aplausos y el clásico grito de «Viva la Libertad, carajo», que fue vitoreado por el club de fans libertario.



Source link