14/07/2024

Las relaciones diplomáticas con Brasil, al borde del abismo | Javier Milei participa hoy de una cumbre conservadora en Camboriú



Desde Brasilia

Jair Bolsonaro, su esposa Michelle y su hijo Eduardo, fueron los principales oradores este sábado en la apertura de la reunión de la ultraderechista CPAC (Conferencia Política de Acción Conservadora) que se realiza en Balneario Camboriú, donde el domingo se presenta Javier Milei.

El líder libertario debe arribar en la noche de este sábado al aeropuerto internacional de Florianópolis, la capital de Santa Catarina. Como la visita es privada la diplomacia argentina optó por acordar lo relativo a la logística y seguridad con las autoridades provinciales, que son bolsonaristas. Con todo, habrá agentes de la Policía Federal, trabajando para garantizar la seguridad del jefe de Estado.

Durante su estancia catarinense de menos de un día el líder libertario debe encontrarse con el ex-presidente Bolsonaro y el diputado Eduardo, con quien mantiene una conocida amistad, y es el arquitecto de esta conferencia.

En su primera visita a Brasil desde que es presidente el argentino no se verá con su homólogo Luiz Inácio Lula da Silva, con el cual nunca se reunió, ni debe hacerlo en el corto plazo.

Discurso

Es posible, por no decir seguro, que el dirigente libertario se despache contra el presidente brasileño en su discurso de este domingo, ante una claque seguramente enardecida y rabiosamente antipetista.

No es seguro, en cambio, que realice acusaciones similares las formuadas en mayo contra la esposa del jefe del gobierno español Pedro Sánchez, durante un evento organizado en Madrid por por Vox, de lo cual derivó la llamada a consultas de la embajadora en Buenos Aires, María Jesús Alonso. Y la casi ruptura de relaciones entre Argentina y España.

Línea Roja

Si Milei hiciera algún ataque de tipo moral o, peor aún, una afirmación con connotaciones legales contra Lula allí habrá cruzado una delicada línea roja con consecuencias imprevisibles .

La semana pasada Lula asimiló, en silencio, la última descalificación de su par argentino (lo llamó «dinosaurio» en las redes sociales) pero tal vez pierda la paciencia si los insultos suben de tono y ocurren en suelo brasileño.

En ese caso no se puede descartar el llamado a consultas del embajador argentino en Brasilia, Guillermo Daniel Raimondi , y hasta la convocatoria del jefe de la misión diplomática brasileña en Buenos Aires, Julio Glinternick Bitelli, con lo cual se habrá afectado el diálogo que aún existe entre ambas cancillerías.

Previendo un descenlace traumático, voceros del gobierno declararon, bajo anonimato, que permanecen atentos ante la conducta «imprevisible» del argentino, , durante su paso por la playa más cara, y esnob, del sur brasileño.

Jair Bolsonaro 

A nadie escapa el interés de Jair Bolsonaro en que esta cumbre donde cohabitan derechistas a ultranza, con algunos nazis apenas disimulados, haga volar por los aires las ya muy deterioradas relaciones entre Brasil y Argentrina, los principales socios del Mercosur.

Para garantizar que el encuentro sea una poderosa bomba contra Lula y su política externa, el ex gobernante confió la organización del mismo a su hijo, y virtual «canciller» personal, Eduardo.

Es parte del proyecto a largo plazo de esta «derecha alternativa» arrasar con la integración sudamericana para facilitar un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, más aún si Donald Trump ( un habitué en las citas de la CPAC) se impusiera en las elecciones de noviembre.

Qué Milei – a quien abrazó el 10 de diciembre en una Casa Rosada convertida en una cumbre informal de la CPAC – aterrice en Camboriú y no lo haga en Brasilia para ver a Lula es un logro indiscutible del del expresidente.

Joyas Árabes

De todos modos esa victoria se vio opacada, más allá del show montado en el centro de convenciones donde Bolsonaro fue recibido al grito de «mito» , debido a la imputación formal contra él por robo de joyas y la posterior venta en el extranjero.

Después de meses de investigaciones , que incluyeron la participación del FBI estadounidense, la Policía Federal llegó a la conclusión, el jueves pasado, de la existencia de indicios consistentes para sostener que Bolsonaro y varios militares, entre ellos un general y su antiguo edecán, formaron una «organización delictiva» que se apropió de alahajas obsequidadas por Arabia Saudita al estado brasileño.

Con esta noticia a cuestas Bolsonaro habló este sábado – vistiendo campera, camisa y pantalón negros- con el tono sonoro que le es conocido, pero eludió mencionar las joyas y aseguró no tener ambiciones de poder.

El escándalo de las joyas árabes, noticia principal de diarios y teves brasileños de los ultimos días, tampoco dejará mucho margen para que Milei se hinche el pecho y alce la voz hablando de honestidad cuando suba al escenario este domingo.

Enclave

Amaneció frío este sábado en el Balneario Camboriú, litoral norte del estado de Santa Catarina, uno de los principales enclaves derechistas a nivel nacional.

En las elecciones presidenciales de octubre de 2022 Bolsonaro obtuvo el 69 por ciento de los votos en esa provincia donde Lula conquistó menos del 30 por ciento.

Si el estado es un bastión conservador nato ese sesgo se acentúa más aún en la ciudad costeña donde este domingo disertará Milei.

En Balneario Camboriú el capitán retirado Bolsonaro se alzó con el 74,5 por ciento en los comicios de hace dos años, frente a Lula, que pese a su derrota en esta ciudad de rascacielos interminables, se la conoce como la «Dubai brasileña» (donde el crack bolsonarista Neymar es dueño de un cuadruplex de 10 millones de dólares), logró imponerse a nivel nacional y conquistar su tercer mandato.

Neonazis

La elección de Santa Catarina como sede para realizar la reunión de la CPAC, es coherente con el peso electoral que allí tiene la derecha frente a un lulismo inexpresivo, a nivel provincial.

Otra característica de ese estado y la región sur en general es la presencia de grupos neonazis, que crecieron durante la administración bolsonarista ( enero 2019-diciembre 2022).

Entre enero de 2019 y mayo de 2021, a caballo de la «batalla cultural» impulsada por el gobierno se constató un crecimiento del 270 % en el número de las células neonazis en todo Brasil, según un informe que causó preocupación meses atrás en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

El estudio de la Universidad de Campinas indica que las sectas de admiradores del Tercer Reich, se desarrollaron con más fuerza y realizaron varios actos de violencia en la región sur del país, formada por los estados de Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul.

Diputados ultra

Precisamente en la región sur surgieron algunos de los congresistas que descollan por sus posiciones ultras y las provocaciones frecuentes en el Congreso nacional.

Ese es el caso de la diputada catarinense Julia Zanatta y su colega por Rio Grande do Sul, Marcel Van Hattem ,ambos muy próximos a Eduardo Bolsonaro, mentor de la reunión de la CPAC de este fin de semana que tendrá a Milei como su rock star.

Zanatta , que participa en la conferencia de Balneario Camboriú, desembarcó a fines de mayo junto a Eduardo Bolsonaro en Buenos Aires donde ambos, defendieron a los brasileños condenados o procesados por participar en el intento de golpe de 2023, que se refugiaron en Argentina.

Antes de vijar a la Argentina Bolsonaro hijo visitó Alemania, donde se encontró con una de las referentes del partido neonazi, Beatrix Von Storch, nieta del ministro de finanzas de Hitler.

Provocación

La solicitud de asilo para los militantes que tomaron el Palacio del Planalto pidiendo la caída de Lula, causó indignación en Brasilia , y ahondó la tensión dipilomática con Milei.

Según trascendidos para Lula y su asesor internacional, el ex canciller Celso Amorim, la receptividad dada a los legisladores bolsonaristas en Buenos Aires tuvo por detrás un guiño de Javier Milei.

Si la maniobra de Buenos Aires fue una provocación que agravó la una relación tensa, la que debe ocurrir de este domingo en Balneario Camboriu puede llevar la situción al borde del abismo.



Source link