Vacuna contra el coronavirus: Pfizer pedirá autorización para su uso en noviembre

0
0

Será luego de culminar la etapa de seguridad y para uso de emergencia en Estados Unidos. En Argentina, más de 4 mil voluntarios se aplicaron la segunda dosis.

El gigante farmacéutico Pfizer, con base en Estados Unidos, anunció este viernes que planea solicitar una autorización de emergencia para su vacuna contra el coronavirus a fines de noviembre.

“Permítanme ser claro, suponiendo que los datos sean positivos, Pfizer solicitará una autorización de uso de emergencia en Estados Unidos poco después de que culmine la etapa de seguridad, en la tercera semana de noviembre”, indicó Albert Bourla, director ejecutivo de la compañía, en una carta abierta publicada en las redes sociales, informó AFP.

La vacuna de Pfizer y Biontech que se encuentra en fase 3 de experimentación en humanos está siendo aplicada a voluntarios en la Argentina, en el Hospital Militar Central de la Ciudad de Buenos Aires.

Del ensayo clínico de esta vacuna se realiza simultáneamente en Brasil, Estados Unidos y Alemania. En Argentina, 4.500 personas de entre 18 y 85 años, que fueron seleccionadas a partir de 20 mil voluntarios inscriptos, ya se aplicaron la segunda dosis.

Cómo es el ensayo clínico de la vacuna de Pfizer y Biontech
El estudio que dirigen los investigadores Fernando Polack, Gonzalo Pérez Marc y Romina Libster, comenzó el 10 de agosto. En un comunicado, el Hospital informó que “en los primeros días de enrolamiento las pruebas resultaron muy bien toleradas por todos los participantes y sólo se reportaron síntomas leves (fiebre y dolores locales en la zona de aplicación), coincidentes con los relevados en Estados Unidos y Alemania, donde también se realizó el testeo de eficacia”.

Para la evaluación de pacientes se utiliza un sistema electrónico de monitoreo, operado por voluntarios por medio de una app, que es atendido por un equipo médico de vigilancia y el estudio prevé el seguimiento de los pacientes durante dos años con visitas programadas al Hospital Militar Central.

El ensayo clínico contra el coronavirus tiene un diseño denominado doble ciego, esto significa que la mitad de las personas reciben la vacuna y a la otra un placebo, sin que médicos ni pacientes conozcan qué administran o reciben para garantizar la objetividad de los resultados.

Para llevar adelante este programa, más de 700 personas trabajan en la atención médica, las consultas diarias y los traslados de los voluntarios desde el domicilio hasta el Hospital Militar Central y viceversa.

Comentários no Facebook