22/05/2024

Diana Mondino logró dejar atrás las turbulencias con Brasil, pero no pudo evitar preguntas por Vaca Muerta | Acuerdos comerciales y apuro por obras de infraestructura



En medio de la turbulenta relación con Brasil, la canciller argentina Diana Mondino realizó su primera visita oficial tras la asunción de Javier Milei como presidente. Allí tuvo un encuentro con el poderoso vicepresidente Geraldo Alckmin y con su par, el canciller Mauro Vieira, con quien luego compartió una conferencia de prensa. Tras las reuniones ambos países destacaron en sendos comunicados el renovado compromiso por sostener la relación estratégica y la articulación comercial a la que Argentina enmarcó entre sus «políticas de Estado». Brasil pidió con especial énfasis por la continuidad de las obras para la exportación del gas natural de Vaca Muerta. Mondino debió responder preguntas sobre Elon Musk y abrió las puertas a un posible encuentro entre Lula y Milei. “La posibilidad está siempre”, dijo aunque también expresó que ambos mandatarios tienen muchas actividades en sus agendas.

“Argentina es un país socio, socio y amigo de Brasil, con quien tenemos una relación estrecha desde hace mucho tiempo y con oportunidades de cooperación en todos los ámbitos”, afirmó Alckmin en un comunicado posterior distribuido a la prensa. “La relación bilateral Brasil-Argentina es estratégica y debe profundizarse”, continuó.

En esa misma línea se expresó la cancillería argentina primero en un comunicado y después a viva voz, en una intervención de la ministra en rueda de prensa. “El principal mensaje que yo quisiera transmitir en este momento –dijo Mondino– es la certeza que tenemos de la relevancia que tiene Brasil para la Argentina. Nuestra relación bilateral se ha constituido en una verdadera política de Estado”, agregó intentando dejar atrás la turbulenta relación entre los dos presidentes y la época de los insultos del libertario.
Cancillería expresó en su comunicado que «la Argentina considera a Brasil como un socio estratégico y un país hermano y que la unión entre ambos pueblos, a través de profundos lazos culturales y sociales que tienen raigambre histórica, trasciende a los Gobiernos ocasionales de ambas naciones”.

Vaca Muerta fue un eje para Brasil que le destinó gran parte del breve comunicado. Señalaron que el “vicepresidente destacó el interés» en «ampliar la oferta de gas natural para abastecer a las industrias brasileñas, y la importancia de Argentina como proveedor del insumo para el país, proveniente de la reserva de Vaca Muerta». Para ello, «expresó la importancia de las inversiones en infraestructura de gasoductos”. Por su parte, en conferencia de prensa, Mondino señaló que existe un «alineamiento de intereses» pero «complejidad»: “Los usuarios están en Brasil y la producción está en Argentina, por lo que hay un alineamiento de intereses”, dijo y aclaró que se trata de un tema de gran complejidad y que se discute y avanza en múltiples frentes.

El tema Elon Musk también entró en la rueda de preguntas. La jefa del cuerpo diplomático argentino fue consultada por la promesa que el presidente argentino le hizo al magnate y dueño de la red X de “ayudarlo” en sus problemas con la Justicia de Brasil. «El Gobierno argentino no puede interferir», dijo Mondino y mantiene un total «respeto por la justicia de otros países», aclaró para salir del paso y expresó que «los temas internos y judiciales son propios de cada país».

La polémica estalló hace un par de semanas, después de que Musk publicara mensajes acusando al juez del Supremo brasileño Alexandre De Moraes de imponer la censura por determinar el bloqueo de perfiles de X que, según el magistrado, han difundido información falsa y graves amenazas contra diversas autoridades de Brasil. Musk aseguró que, en defensa de la libertad de la expresión, no obedecería decisiones en ese sentido, incluso si ello le acarreara multas o el cierre de la plataforma en Brasil.

El fin de semana, el magnate dueño de Tesla y SpaceX, recibió a Milei en Texas y, según informó la oficina de prensa de la Presidencia argentina, el Presidente se ofreció a mediar ante la Justicia brasileña, aunque sin aclarar la forma en qué se haría. En ese marco, la ministra Mondino explicó que Argentina no tiene cómo «interferir», pero sí dejó claro que el Gobierno de Milei «defiende la libertad de expresión en todos los sentidos».



Source link