21/05/2024

La AFIP reglamentó el alivio fiscal para los clubes de fútbol


Foto Archivo
Foto: Archivo.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó el decreto 510 del 5 de octubre último, por el que el Gobierno retomó el régimen de percepción, retención y autorretención para el pago de aportes y contribuciones con destino a la seguridad social y el pago de otras deudas para la actividad futbolística.

La medida representa un alivio fiscal para las entidades deportivas y se formalizó a través de la resolución general 5439/2023, publicada este viernes en el Boletín Oficial, que reglamenta el decreto 510.

El régimen había si establecido en 2003, modificado en 2019 y su restablecimiento, finalmente plasmado en el decreto 510, había sido anunciado el mismo 5 de octubre por el ministro de Turismo, Matías Lammens, en una conferencia compartida con su par de Economía y candidato presidencial de Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa, y el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia.

Por entonces, Massa señaló que «es clave que el Estado no se desentienda del rol que cumplen los clubes, que los apoye, porque son un brazo que acompaña y muchas veces sustituye una responsabilidad que tenemos como Estado».

«No alcanza con mirar a los clubes más importantes, hay que aprender a mirar que en cada club de barrio porque, además de la tarea deportiva, hay una enorme tarea social. Los clubes y el Estado tenemos que ser socios virtuosos para cuidar a nuestros pibes», destacó.

Los alcances de la medida

La medida establece una alícuota del 7,5% para el pago de las obligaciones de seguridad social correspondientes a aportes personales y contribuciones del personal afectado a la actividad futbolística.

Esa medida incluye a futbolistas, cuerpos técnicos, médicos, auxiliares y demás personal dependiente de planteles en cualquier categoría; así como a las contribuciones patronales correspondientes al personal dependiente de la AFA.

El porcentaje se aplicará al monto bruto percibido o recaudado en virtud de venta de entradas, transferencias de futbolistas profesionales, cesiones onerosas temporarias o definitiva de los derechos federativos o económicos de futbolistas aficionados, patrocinio oficial con fines publicitarios de los tornes oficiales de fútbol masculino y femenino, derechos de televisación, apuesta y el producido de la comercialización del big data, entre otros.

También se fijó una alícuota adicional, equivalente a 0,5% del monto bruto percibido o recaudado por los conceptos alcanzados, que se imputará a la cancelación del total de las deudas.

Eso incluye al desfinanciamiento que pudo haberse ocasionado, en concepto de aportes y contribuciones más los intereses, multas y recargos que en cada caso correspondan, indicó la AFIP.

La AFA y la LPF (Liga Profesional de Fútbol) deberán suministrar a la AFIP la nómina de los clubes de fútbol que al 31 de octubre intervengan en los torneos organizados por dichas organizaciones en la Primera División «A» de fútbol femenino y en las divisiones Primera División, Primera «B» Nacional, Primera «B» Metropolitana, Primera «C» y Torneo Federal «A» de fútbol masculino, así como los establecimientos educativos pertenecientes a dichas entidades.

Deberán hacerlo a través de la utilización del servicio web «Presentaciones Digitales», trámite «Intercambio de información» y los empleadores alcanzados por el régimen especial serán caracterizados en el «Sistema Registral» con el código «113 Decreto 510/2023-Seg Social-Fútbol Profesional».

La restitución del régimen de percepción de 2003 -a través del decreto 1212 de ese año- fue celebrada por la AFA y los clubes deportivos en general, que de esta manera consiguen un alivio en sus cargas impositivas que tributan por sus empleados, especialmente aquellos que prestan a la sociedad servicios educativos con escuelas y también para las del fútbol de ascenso con menores recursos.

Esos beneficios fueron cancelados en abril de 2019 durante la presidencia de Mauricio Macri.

«Vamos a reponer el Decreto 1212 tal como estaba antes que se pierda con el Gobierno anterior», sostuvo al respecto Lammens, quien señaló que «los clubes tienen un régimen especial y ese beneficio se había perdido».

En la conferencia de prensa del 5 de octubre, Lammens aclaró que «el fútbol argentino las paga diferidas, cuando le entra el dinero, nadie le regala nada a los clubes».





Source link