05/03/2024

Los sectores afines a Evo Morales levantaron los cortes de ruta en Bolivia | El Congreso aprobó una ley que convoca a elecciones judiciales



Los grupos cercanos al expresidente de Bolivia, Evo Morales, anunciaron este martes el fin de los cortes de ruta que mantenían hace 16 días, luego de la aprobación parlamentaria de una ley que convoca a elecciones judiciales. Los sectores «evistas», que respaldan al exgobernante y líder del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), exigían la renuncia de los magistrados de los máximos tribunales del país y la celebración de los comicios judiciales, que debían realizarse el año pasado.

El dirigente campesino Ponciano Santos declaró a los medios: «Vamos a levantar el bloqueo nacional y vamos a estar en estado de alerta y emergencia. Estoy seguro que a partir de esta tarde todo se va a normalizar». A su vez uno de los sectores movilizados en la localidad de Parotani, uno de los puntos más críticos de la protesta que empezó el 22 de enero, resolvió «levantar el bloqueo nacional de caminos» luego de que se consiguiera el «objetivo de lucha», aunque se mantiene la vigilia.

La protesta se concentró en el departamento central de Cochabamba, por donde convergen las principales rutas que conectan el este con el oeste del país. Cochabamba es además el principal bastión político de Evo Morales. En los momentos más críticos los bloqueos llegaron a establecerse hasta en 36 lugares en distintas vías, hasta que este martes se redujeron a ocho.

Las protestas campesinas empezaron luego de que el Tribunal Constitucional inhabilitara al expresidente entre 2006 y 2019 para postularse otra vez a la presidencia en 2025, alegando que ya había cumplido con los dos mandatos que permite la Constitución. La sentencia señaló que la reelección indefinida «no es un derecho humano» y que solo es posible por «única vez».

En Bolivia los altos magistrados del poder judicial son elegidos mediante voto popular cada seis años. Sin embargo la falta de acuerdos en el Congreso postergó la realización de estas elecciones en 2023. La falta de elecciones permitió seguir en el cargo a jueces cuyo mandato expiró el 31 de diciembre de 2023, entre ellos algunos de los magistrados del Tribunal Constitucional que inhabilitaron a Morales.

Los detalles de la ley

La Cámara de Diputados y el Senado aprobaron la propuesta de ley, que fue trabajada por una comisión parlamentaria compuesta por el MAS y los partidos opositores Comunidad Ciudadana y Creemos, y pasó a sanción presidencial. La ley aprobada permitirá que el órgano electoral convoque a comicios para elegir los nuevos 26 jueces de los tribunales más importantes de Bolivia. Establece un plazo máximo de 230 días para los comicios destinados a elegir a las autoridades del Tribunal Constitucional, el Tribunal Supremo, el Consejo de la Magistratura y el Tribunal Agroambiental.

Luego del anuncio Morales dijo en su cuenta de la red social X este martes que falta aún que los magistrados «ilegales se vayan a sus casas». El Congreso aún no abordó esa exigencia de los campesinos, la oposición y de parlamentarios afines al líder indígena. Decenas de campesinos, bajo una nutrida vigilancia policial, estuvieron apostados toda la noche del lunes y parte de la madrugada del martes afuera del Congreso para seguir la discusión de la ley.

Sancionada la ley en la Cámara de Senadores, el presidente de este órgano, Andrónico Rodríguez, afirmó que no eran necesarios los bloqueos en el país. «Al final llegamos a lo mismo; no eran necesarias las medidas de presión, no era necesario confrontar entre bolivianos o entrar en polarización», dijo Rodríguez, quien consideró que, con esos obstáculos, hubo una «estrategia fallida de algunos políticos que tienen intereses muy mal intencionados». 

La grieta en el MAS

Según el gobierno de Luis Arce, los bloqueos causaron un perjuicio de más de mil millones de dólares y afectaciones al flujo turístico, a puertas de celebrarse el Carnaval de Oruro, uno de los más representativos de Sudamérica y que fue declarado Patrimonio de la Humanidad. 

El ministerio de Interior de Bolivia informó que por la represión hubo 21 detenidos y 71 policías heridos. Además hubo al menos tres fallecidos entre las personas que quedaron varadas por los bloqueos, dos de ellos por no haber recibido atención médica.

El Ejecutivo responsabilizó a Evo Morales de las protestas, lo que fue negado por el exmandatario, quien dijo que las medidas de presión eran una reacción espontánea de sus seguidores con la que no estuvo de acuerdo. A 16 días del bloqueo el presidente Arce promulgó la «Ley 144 de convocatoria a Elecciones Judiciales». En un fuerte discurso, Arce recordó el grave daño económico generado por los bloqueos.

«Ya tenemos una ley de convocatoria para las judiciales. Han sido innecesarios estos bloqueos, el afán de desgastar, venir por la cabeza del presidente, como lo han anunciado ya. Ese es el objetivo. No se puede engañar al pueblo boliviano de esa manera ni ahorcar la economía del pueblo boliviano por esos intereses particulares», advirtió Arce. 

Por su parte Morales celebró que «el pueblo boliviano a la cabeza del movimiento indígena triunfo en su lucha, para hacer respetar la Constitución Política del Estado y la democracia, en un levantamiento y rebelión de los sectores populares, en tiempos coloniales, amenazados al exterminio, marginados y despreciados en la República». En su cuenta de X, el líder cocalero aseguró: «Unidos somos invencibles, movilizados somos imparables en la defensa de nuestra dignidad con identidad».

 





Source link