21/05/2024

EEUU alivió por seis meses las sanciones a Venezuela


EEUU le levant las sanciones por 6 meses a Venezuela
EEUU le levantó las sanciones por 6 meses a Venezuela

Estados Unidos dio este miércoles un primer paso para el levantamiento de algunas de las sanciones que impuso a Venezuela, al disponer un alivio por seis meses para las medidas contra la industria petrolera y gasífera.

El Departamento del Tesoro emitió una “licencia general de seis meses que autoriza temporalmente transacciones relacionadas con el sector de petróleo y gas en Venezuela”.

«La licencia se renovará sólo si Venezuela cumple con sus compromisos bajo la hoja de ruta electoral, así como otros compromisos con respecto a aquellos que son detenidos injustamente», informó el organismo en un comunicado publicado esta noche en su sitio web.

Además, el Tesoro emitió una licencia que autoriza transacciones con la empresa minera de oro estatal venezolana Minerven y eliminó la prohibición de negociación secundaria sobre ciertos bonos soberanos venezolanos, deuda y acciones de la petrolera PDVSA.

Estados Unidos está proporcionando un alivio parcial de las sanciones como consecuencia directa al acuerdo que el martes alcanzaron el Gobierno y la oposición para que, entre otros puntos, haya elecciones presidenciales en el segundo semestre de 2024.

«En respuesta a la firma de un acuerdo de hoja de ruta electoral entre la Plataforma Unitaria de Venezuela y representantes de (el presidente Nicolás) Maduro, y en apoyo al pueblo venezolano, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió este miércoles 4 Licencias Generales suspendiendo a selectas sanciones», expresa el texto de Washington.

La nota explica que Estados Unidos “saluda” el entendimiento del martes y que “en respuesta a estos acontecimientos democráticos” dio paso a la autorización a “transacciones que involucran al sector de petróleo y gas y al sector del oro de Venezuela, además de eliminar la prohibición del comercio secundario”.

El comunicado, igualmente, advierte que las medidas cesarán si el Gobierno venezolano incumple alguno de los puntos del entendimiento.

“El Tesoro está preparado para modificar o revocar autorizaciones en cualquier momento, en caso de que los representantes de Maduro no cumplan con sus compromisos”, afirma.

Y aclara que “todas las demás restricciones impuestas por Estados Unidos a Venezuela siguen vigentes y seguiremos responsabilizando a los malos actores”.

Sin dar detalles, el comunicado del Tesoro menciona también “otros compromisos con respecto a aquellos que son detenidos injustamente”, aunque el acuerdo del martes en Barbados no mencionó la situación de los arrestados a los que la oposición considera “presos políticos”.

Sobre la posibilidad de comerciar con Minerven, la empresa minera de oro estatal venezolana, el Tesoro destaca que la medida “tendría el efecto de reducir el comercio de oro en el mercado negro”.

Y aunque insiste en que se elimina “la prohibición de negociación secundaria de ciertos bonos soberanos venezolanos y deuda y capital de PdVSA”, deja sentido que “la prohibición de negociar en el mercado primario de bonos venezolanos sigue vigente”.

“El Tesoro evalúa que esto también tendría el efecto positivo de desplazar a los actores nefastos en este mercado, y con un beneficio financiero insignificante para el régimen venezolano”, concluye el texto.

El martes, en Bridgetown, el Ejecutivo venezolano y las fuerzas opositoras enroladas en la Plataforma Unitaria volvieron a la mesa de negociaciones y anunciaron un entendimiento con varios puntos, la mayoría vinculados a la renovación presidencial de 2024.

El entendimiento señala que las partes pactan «proponer que el proceso electoral presidencial se realice en el segundo semestre del 2024 atendiendo al cronograma constitucional» y pedir misiones técnicas de observación electoral, que incluyen a la Unión Europea (UE), expertos de la ONU, la Unión Africana, la Unión Interamericana de Organismos Electorales y el Centro Carter.

El texto dispone también “reconocer el derecho de cada actor político de seleccionar su candidato para las presidenciales, de manera libre”.

Poco después, el Departamento de Estado emitió otro comunicado en el que sintetizó las medidas del Tesoro y agregó que Washington «trasmitió su expectativa y entendimiento» de que Venezuela, «antes de fines de noviembre», definirá un cronograma para el levantamiento de las inhabilitaciones y comenzará la liberación de las decenas de opositores presos.

«Estados Unidos también transmitió nuestra expectativa y entendimiento de que Venezuela tomará las siguientes medidas antes de fines de noviembre», dice el texto, firmado por el secretario de Estado, Antony Blinken, y publicado en la web del organismo.

La primera de esas medidas es «definir un cronograma y un proceso específicos para la reintegración acelerada de todos los candidatos», porque «todos los que quieran postularse para presidente deben tener la oportunidad y tener derecho a igualdad de condiciones electorales, a libertad de movimiento y a garantías para su seguridad física».

En tanto, la otra decisión reclamada para el mes próximo es «comenzar la liberación de todos los ciudadanos estadounidenses y presos políticos venezolanos detenidos injustamente».

Venezuela mantenía al 9 de este mes 273 opositores presos, entre ellos 146 militares y 16 mujeres, y de los cuales solo están condenados 137, según el último balance de la ONG especializada Foro Penal, publicado ese día.

Blinken advirtió que «el incumplimiento de los términos de este acuerdo llevará a Estados Unidos a revertir» el levantamiento de las sanciones anunciado este miércoles.

La oposición irá el domingo a primarias para decidir a su postulante entre una decena de aspirantes, con la exasambleista María Corina Machado -inhabilitada por la Contraloría- con altas chances de imponerse.

Casi de inmediato, Maduro celebró el entendimiento de Barbados, como “el primer paso para el levantamiento pleno de todas las sanciones, la recuperación progresiva del bienestar social, el crecimiento económico, la consolidación de la paz y la democracia, en el marco de la soberanía plena y la independencia nacional”.

En ese marco de distensión de las relaciones, además, Estados Unidos deportó este miércoles a una primera tanda de 130 migrantes, algunos con causas por actos ilegales y la mayoría sin documentación, en avión hacia Caracas, en cumplimiento del reciente acuerdo entre los gobiernos de Joe Biden y Maduro.

La aeronave llegó al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, en las afueras de la capital venezolana, desde Harlingen, Texas.

Esposados de pies y manos, los migrantes fueron subidos de madrugada al avión en el pequeño aeropuerto de Harlingen, cerca de la frontera con México.

Los pasajeros, mujeres y hombres adultos, no integran ningún grupo familiar, según la policía migratoria ICE.

El Gobierno estadounidense siempre había advertido que estaba dispuesto a levantar de forma progresiva las sanciones financieras que impuso al país si se alcanzaban acuerdos en materia electoral.

Washington pide que las elecciones, en las que se supone que Maduro aspirará a la reelección, sean «libres y justas».

Venezuela había roto relaciones con Estados Unidos en 2019, luego de que este país desconociera la reelección de Maduro el año anterior, en comicios que consideró fraudulentos.





Source link