24/02/2024

Hamas liberó a ocho rehenes e Israel excarceló a 30 palestinos | En el marco del séptimo día de tregua



El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) liberó este jueves a ocho rehenes israelíes retenidos en la Franja de Gaza, mientras que Israel excarceló a 30 palestinos, en el marco del séptimo día de tregua entre ambos bandos.

«Entre los palestinos liberados de las cárceles israelíes se encuentran 23 menores y 7 mujeres», indicó el portavoz del Ministerio de Exteriores de Qatar, Majed al Ansari, a través de su cuenta de la red social X. «Los ocho ciudadanos israelíes liberados como parte del acuerdo incluyen dos menores y seis mujeres», agregó en otra publicación.

La tregua

El cese el fuego temporal fue extendido por 24 horas adicionales justo antes de que caducara en la mañana del jueves, y no está claro si será extendido también para el viernes. Una extensión de la tregua implicaría la liberación adicional de 10 personas por día a cambio de la excarcelación de 30 presos palestinos. En tanto, Qatar continúa trabajando junto con sus socios regionales e internacionales con el objetivo de alcanzar un alto el fuego permanente en la Franja de Gaza. Hasta ahora, ya son 105 los cautivos liberados en Gaza, entre ellos 81 israelíes y 24 extranjeros; mientras que Israel liberó a 210 prisioneros palestinos, todos ellos mujeres y menores.

Los rebeldes hutíes de Yemen y las milicias prorianíes de Irak amenazaron mediante un par de comunicados con volver a atacar y ampliar sus operaciones por tierra y mar contra Israel si no se prorroga la tregua en la Franja. Esta amalgama de milicias reivindicaron unos 70 ataques contra objetivos de Estados Unidos en Irak y en Siria desde que estalló el conflicto bélico el pasado 7 de octubre por el apoyo de Washington al Gobierno israelí, mientras que también lanzó drones dirigidos contra Israel que fueron interceptados.

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, pidió a Israel abstenerse de reanudar la ofensiva militar en la Franja de Gaza a menos de que establezca un plan concreto para proteger a los civiles palestinos, durante una conferencia de prensa en Tel Aviv. «Antes de que Israel reanude sus operaciones militares, debe poner en marcha un plan humanitario de protección para los civiles», dijo Blinken, al recalcar que Estados Unidos no quiere que se repita en el sur del territorio palestino las pérdidas masivas de vidas civiles y el desplazamiento de personas, a la escala en que ocurrió en el norte.

Disparos en Jerusalén

Mientras tanto, en horas de la mañana, dos miembros de Hamas mataron a tiros a tres israelíes e hirieron a otras seis personas en una parada de colectivos de Jerusalén, antes de ser abatidos por fuerzas de seguridad y civiles. El jefe de la Policía de Jerusalén, Doron Torgeman, dijo que los atacantes se bajaron de un auto blanco armados con un fusil y una pistola y abrieron fuego. «Los autores del hecho fueron abatidos rápidamente por dos soldados que no estaban de servicio y un civil que les disparó», precisó la Policía en un comunicado.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, condenó el atentado y subrayó que su Gobierno seguirá expandiendo la entrega de armas a civiles. «Es una medida que demuestra su valía una y otra vez en la guerra contra el terrorismo asesino», expresó en un mensaje publicado en su cuenta de Telegram.

Los tres israelíes muertos eran dos mujeres, una de 24 y otra de unos 60 años, y un juez rabínico de 73 años, señaló el servicio de emergencia israelí equivalente a la Cruz Roja, informó la agencia de noticias AFP. Hamas dijo en una nota que los atacantes eran miembros de su brazo armado, dos hermanos palestinos de 30 y 38 años. «Se sacrificaron llevando a cabo una operación que mató a tres colonos e hirió a varios más», afirmó el grupo islamista, que pidió más ataques como este llamando a una escalada de la resistencia contra la ocupación israelí.

El dolor de Bibas

Por otro lado, Hamas aseguró en un comunicado que el Gobierno de Israel se negó a recibir los cuerpos de los argentinos-israelíes Silverman Bibas y sus hijos –Kfir Bibas, de 10 meses y Ariel, de 4 años–, a quienes mantenía como rehenes pero que fallecieron, según el grupo islamista, por los bombardeos israelíes.

Yarden Bibas, el esposo y padre de las víctimas culpó al primer ministro israelí, a través de un video difundido por Hamas. «Bibi, bombardeaste a mi familia. Era todo lo que tenía en mi vida. Llévalos a casa para ser enterrados en Israel; te lo ruego», expresó Bibas, con lágrimas de desesperación mientras miraba directo a la camara, sentado en una habitación con paredes blancas. Bibi es el apodo de Netanyahu.

En el ataque de octubre, José Luis Silberman y Marguit Schneider, padres de su esposa, fueron asesinados por los milicianos palestinos que prendieron fuego su casa. Shiri, Yarden y sus dos hijos intentaron esconderse pero fueron secuestrados. La familia vivía en el kibutz Nir Oz, pegado a la Franja de Gaza. También ahí residían otros argentinos liberados el lunes: Sharon Alony Cunio y sus dos mellizas argentinas, Yuli y Emma, de cinco años.



Source link