22/04/2024

El traje y la corbata que unen al Croata con los que intentaron asesinar a Cristina Kirchner | Gastón Marano, el abogado con terminales en Juntos por el Cambio y La Libertad Avanza



El dólar ilegal se desinfló tras la corrida impulsada por las declaraciones del candidato de la ultraderecha Javier Milie contra el peso, pero quedó abierta la investigación sobre las cuevas de la City porteña, en particular, la financiera Nimbus encabezada por Ivo Esteban «El Croata» Rojnica. ¿Quién es el abogado que lo asiste? Se trata de Gastón Marano, el mismo que representa a Gastón Carrizo, el jefe de la banda de «Los Copitos» e imputado como partícipe secundario en el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Marano tiene un largo derrotero que lo liga tanto a Juntos por el Cambio como a la Libertad Avanza, y la Embajada de Estados Unidos. La última noticia judicial para Marano fue el revés de la Cámara Federal para concederle la prisión domiciliaria a Carrizo, quien está a la espera del inicio del juicio oral en su contra por el intento de asesinato de CFK, junto a Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, imputados como autores materiales.

La causa por el intento de homicidio fue elevada a juicio oral por la juez María Eugenia Capuchetti en junio pasado, pero negándose a profundizar la investigación sobre la financiación del atentado respecto de las relaciones que ligan a los imputados con la organización Revolución Federal, un vínculo que Uliarte confirmó recientemente. Quien sigue la pesquisa sobre el financiamiento del grupo de ultraderecha –que realizó actos pidiendo «bala» para los dirigentes kirchneristas– es el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi.

Precisamente ante De Giorgi fue que se presentó Marano el martes pasado para acompañar al «El Croata», el financista investigado como parte de un circuito que extrae dólares del circuito oficial para venderlos en el mercado paralelo, con posibles conexiones entre la City porteña y la ciudad de Rosario. «Quiero estar a derecho», trascendió que dijo Rojnica al llegar con Marano al juzgado federal, poco después que De Giorgi ordenara la prohibición para que salga del país.

El caso de Marano podría limitarse a ser una figura que aparece en casos de alto voltaje mediático como el de Carrizo y Rojnica, o también el del futbolista Jonathan Fabbro, condenado a 19 años de prisión por abusar de una menor. En las últimas semanas, también fue uno de los abogados que presentó una demanda contra el ex jefe de Gabinete bonaerense Martín Insaurralde tras la filtración de imágenes en un yate en Marbella. En 2019, presentó una demanda por usurpación de título contra Marcelo D’Alessio.

Pero lo llamativo son sus conexiones políticas. No solo las que lo recuerdan como candidato suplente a diputado en una lista que encabeza Eduardo Duhalde en 2011, sino de su pasado más reciente. Antes de presentarse como defensor de Carrizo, Marano cumplía funciones como asesor del senador nacional de Juntos por el Cambio y gobernador electo de Chubut, Ignacio Torres. La asesoría de Marano era, nada menos, que en la Comisión Bicameral de Fiscalización y Actividades de Inteligencia.

¿Qué otro legislador del PRO integra la bicameral en la que Marano era asesor de Juntos por el Cambio? El diputado Gerardo Milman, el ex funcionario y jefe de campaña de Patricia Bullrich, investigado en la causa que sigue Capuchetti sobre el intento de magnicidio a CFK, mientras que elevó a juicio otra parte del expediente en el que Marano defiende al jefe de la banda de los Copitos».

Como asesor de Torres, el abogado pudo acceder a informes producidos por la Bicameral de Inteligencia. Pocas horas después de conocerse que pasó a representar a Carrizo, el electo gobernador de Chubut tuvo que desvincularlo. Sin embargo, Marano también mostró tener otros contactos: solía presentarse como «asistente de servicios especiales» de la Embajada de Estados Unidos, con tarjeta con el escudo de águila americana.

El abogado del jefe de la banda de «Los Copitos» y del cabecilla de la financiera Nimbus también comparte estudio con la abogada Brenda Selva, quien se conoce por preparar informes para La Nación + y Crónica TV, y que también trabajó como asesora de la legisladora del PRO Karina Ethel Bachey. Pero también fue desvinculada tras la exposición de su colega.

En el caso de su rol como defensor de Carrizo, Marano le dijo a este diario que su llegada a la causa se dio a través de un colega activo en redes sociales a quien habría contactado el hermano de Carrizo. El propio ministro de Justicia, Martín Soria, lo puso en duda: «Yo no tengo dudas de que detrás de esta gente hay algo más: alguien los financia (…) Alguien hoy les está pagando a los abogados», dijo en una entrevista con El Destape Radio.

Marano también mantuvo relación laboral con el candidato a jefe de gobierno porteño de La Libertad Avanza, Ramiro Marra, de quien fue asesor en la Legislatura porteña.   



Source link